Crisis sanitaria global

Bruselas pide reabrir la frontera de la UE a turistas vacunados de terceros países

  • El plan, que propone reconocer solo las vacunas autorizadas por la EMA, incluye un freno de emergencia para permitir a los países actuar con urgencia para evitar la expansión de variantes

  • La nueva recomendación de la Comisión Europea también aboga por elevar el umbral de casos para permitir la entrada de turistas procedentes de países con una buena situación epidemiológica

La CE propone facilitar la entrada en la UE de viajeros vacunados. En la imagen, agentes de la policía federal alemana registran a pasajeros llegados de Gran Bretaña, en el aeropuerto de Frankfurt. / REUTERS / Ralph Orlowski / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

La Comisión Europea cree que ha llegado la hora de aliviar las restricciones de viajes no esenciales a la UE para los ciudadanos de terceros países y reabrir las fronteras también a los turistas extracomunitarios vacunados contra el covid19. Al menos a aquellos que hayan sido inmunizados con las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). La propuesta, presentada este lunes, será analizada este miércoles por los embajadores de los Veintisiete que tendrán la última palabra. El objetivo de Bruselas es lograr un acuerdo para finales de mes.

Actualmente, solo los ciudadanos procedentes de siete países extracomunitarios pueden entrar por razones no esenciales en la Unión Europea. En esta limitada lista figuran todos aquellos procedentes de un país con menos de 25 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días: Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del sur, Tailandia y China, aunque a expensas de reciprocidad. La propuesta de la Comisión aboga por enmendar los criterios y elevar este umbral a 100 casos, muy por debajo todavía de la media europea de 420 casos por 100.000 habitantes actualmente, y revisar la situación cada dos semanas.

La gran novedad de la propuesta es que Bruselas no solo propone permitir la entrada por turismo de aquellos que procedan de países con una situación epidemiológica óptima. También propone autorizar la entrada de las personas plenamente vacunadas y que hayan recibido al menos 14 días antes de su llegada la segunda dosis de una de las vacunas autorizadas por la EMA: BioNTech/Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen. Los Estados miembros, no obstante, podrían ampliar la lista a los antídotos reconocidos por la Organización Mundial de la Salud.

Teniendo en cuenta los nuevos umbrales, los ciudadanos procedentes de Israel cumplirían los requisitos de entrada en la UE. Las cifras del Reino Unido también son buenas aunque "hay que tener en cuenta otros aspectos y la reciprocidad sigue siendo un elemento", explican fuentes comunitarias sobre la situación en potenciales países beneficiados. En todo caso, si los Estados miembros imponen test y cuarentena a los ciudadanos europeos vacunados para entrar en su territorio este requisito también se aplicaría a los viajeros internacionales aunque estén vacunados.

Menores de 18 años

En el caso de los menores de 18 años, que están excluidos de la vacunación, Bruselas defiende que deben poder viajar con sus padres vacunados “si tienen una prueba PCR negativa realizada al menos 72 horas antes de la llegada”. En estos casos, no obstante, los países de destino podrán exigir test adicionales a la llegada. La Comisión Europea considera que la entrada en funcionamiento del certificado verde digital, que negocian la Eurocámara y el Consejo para su aplicación en la UE, facilitará la situación. De hecho Bruselas mantiene contactos tanto con la OMS como con países como Estados Unidos sobre la aceptación de este tipo de certificados.

“Es hora de revitalizar la industria del turismo y las amistades transfronterizas de forma segura. Proponemos dar la bienvenida de nuevo a los visitantes vacunados y a aquellos (que vengan) de países con buena situación sanitaria. Pero si surgen variantes tenemos que actuar con rapidez: proponemos un mecanismo de freno de emergencia”, ha explicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Noticias relacionadas

La propuesta, que este miércoles será objeto de presentación y del primer debate entre los 27 embajadores permanentes de la UE, también contempla la introducción de un “freno de emergencia” para permitir a los Estados miembros actuar con rapidez en caso de necesidad. Por ejemplo, cuando la situación epidemiológica de un país extracomunitario empeore rápidamente o se identifique una variante preocupante, los Estados miembros podrán suspender rápida y temporalmente todos los viajes de los ciudadanos extracomunitarios residentes en el mismo.

Las únicas excepciones, como hasta ahora, serán los trabajadores sanitarios, de transporte, diplomáticos, pasajeros en tránsito o aquellos que viajen por razones familiares imperiosas que no están exentos de tener que seguir medidas como cuarentenas o test. Bruselas aspira a que la nueva recomendación esté adoptada a finales de mes y pueda entrar en vigor "a principios de junio", han explicado fuentes comunitarias.