Crisis global tras la pandemia

El Senado de EEUU aprueba un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares

  • Biden acaricia su primera gran victoria legislativa con la esperada aprobación de su Plan de Rescate Americano

  • El paquete de ayudas incluye pagos directos de 1.400 dólares, ayudas a los colegios y fondos para ayuntamientos y estados

  • Ningún republicano votó a favor de esta inyección masiva de liquidez, pese al respaldo de los estadounidenses en las encuestas

El presidente Joe Biden habla con beneficiarios de las ayudas por covid en Washington.

El presidente Joe Biden habla con beneficiarios de las ayudas por covid en Washington. / Samuel Corum (AFP)

4
Se lee en minutos
Ricardo Mir de Francia
Ricardo Mir de Francia

Periodista

ver +

La caballería está en marcha y lista para acudir al rescate de la economía estadounidense. Tras dos jornadas maratonianas de negociaciones y maniobras dilatorias, el Senado de Estados Unidos ha aprobado este sábado el masivo paquete de estímulo demócrata para hacer frente a la pandemia y reflotar la actividad económica, un año después del inicio de los primeros confinamientos. La ley se aprobó con la oposición en bloque de los republicanos, incapaces, sin embargo, de frenar la primera gran victoria legislativa de Joe Biden, que podrá cumplir con la promesa prioritaria de su campaña. Esta nueva inyección de liquidez, que se suma a las dos anteriores aprobadas durante la presidencia de Donald Trump, aportará 1.9 billones de dólares a la economía estadounidense.

El estímulo tiene todavía que ser ratificado en la Cámara de Representantes, pero no se espera allí ninguna sorpresa, dada la mayoría relativamente holgada con la que cuentan los demócratas. Un partido que tuvo que hacer concesiones de última hora a sus senadores más moderados para evitar que la ley descarrilara en el Senado, un meritorio encaje de bolillos que acabó aceptando también el ala más progresista del partido. La votación se resolvió en líneas completamente partidistas -- 50 votos (demócratas) a favor frente a 49 (republicanos) en contra –, a pesar del abrumador apoyo expresado por los estadounidenses en las encuestas. Este desenlace demuestra que, si bien Biden se comprometió a buscar consensos con los conservadores, está dispuesto a aprovechar sus mayorías en el Congreso para impulsar su agenda.

Previsiones de boom económico

“Sin este plan de rescate, la mejoría irá demasiado lenta”, dijo el viernes el nuevo presidente para responder a las objeciones de los republicanos, que temen que la economía se recaliente a medida que se reactiva el empleo, se reduce la incidencia de la pandemia y toma velocidad de crucero la campaña de vacunación. Los republicanos consideran que el paquete aprobado es excesivo y podría disparar la inflación. Un espantajo que comparten algunos economistas, dadas las predicciones para la segunda mitad del año, en la que se espera un boom económico inaudito en varias décadas. “No podemos permitirnos un paso adelante y dos atrás. Tenemos que derrotar al virus, aportar ayudas esenciales y construir una economía inclusiva”, subrayó Biden. 

El Plan de Rescate Americano, como se ha bautizado la ley, incluye un pago directo de 1.400 dólares a todos los estadounidenses que ingresen menos de 75.000 dólares anuales (un límite fijado en los 150.000 para aquellas familias que hagan la declaración conjunta). También extenderá los 300 dólares semanales que reciben los desempleados del Gobierno federal y que se suman a los subsidios aportados por los estados. Esa cifra es ligeramente inferior a la propuesta inicialmente, una concesión a los demócratas más moderados, que temían que desincentivara la búsqueda de empleo. A cambio de esa concesión, las ayudas a los parados --más de 10 millones de estadounidenses-- no tributarán. Paralelamente aumentan las desgravaciones fiscales por hijo

Dinero para combatir el coronavirus

Noticias relacionadas

La gestión de la pandemia se llevará otras de las partidas. El paquete incluye 20.000 millones de dólares para el intensificar el desarrollo de vacunas contra el Covid-19, así como otros 9.000 millones para acelerar su distribución. Hay también mucho dinero (130.000 millones) para ayudar a los colegios a reabrir sus puertas tras un año de clases virtuales y otros 350.000 para tapar los agujeros fiscales dejados por la pandemia en ayuntamientos y estados, obligados a reducir los servicios que prestan a los ciudadanos. También hay ayudas para sectores específicos como los restaurantes

Noche en vela en el Senado

La primera gran victoria legislativa de Joe Biden ha llegado tras una de los debates más largos y accidentados que se recuerdan en el Senado. La Cámara debatió la ley durante 27 horas ininterrumpidas, un maratón sin descanso que se extendió durante toda la madrugada del sábado e hizo que algunos senadores se durmieran literalmente en sus pupitres. El palizón comenzó el jueves, cuando una enmienda de los republicanos obligó a los ujieres de la Cámara a leer íntegramente las 628 páginas de la ley, una letanía que se prolongó durante 10 horas y 44 minutos.

No sería la última maniobra de dilación de los conservadores, que presentaron hasta dos docenas de enmiendas al considerar que parte del paquete incluye prioridades demócratas sin relación con la pandemia o las necesidades más inmediatas de la economía. La incertidumbre se agravó con el rechazo del demócrata Joe Manchin, posiblemente el más conservador de su senadores, a aceptar algunas de las propuestas iniciales. Su partido tardó hasta 12 horas en convencerle, un acuerdo que llegó tras varias concesiones al sector más moderado del partido