Asalto a la democracia

Muere un manifestante en Birmania en las protestas contra el golpe militar

La ONU ha contabilizado más de medio centenar de fallecidos durante la represión

Cientos de personas asisten al funeral por un manifestante muerto en la represión policial de Rangún.

Cientos de personas asisten al funeral por un manifestante muerto en la represión policial de Rangún. / NYEIN CHAN NAING (EFE)

Se lee en minutos

EFE

Un manifestante ha muerto el viernes después de que la policía disparara contra una protesta en Mandalay, la segunda ciudad de Birmania, en una nueva jornada de movilizaciones contra la junta militar. El fallecido es Zaw Myo, una manifestante de 27 años que participaba en una protesta de ingenieros, según confirmó a Efe un testigo.

La dura represión de las manifestaciones contra el golpe de Estado en Birmania del 1 de febrero había causado hasta el jueves 54 muertos, todos ellos asesinados por las fuerzas militares y policiales, según contabilizó la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

En este contexto de conflicto social, varias ciudades de Birmania han sufrido este viernes un apagón eléctrico, sin que se sepan de momento las razones, y en medio de una nueva jornada de protestas en contra del golpe de Estado de los militares.

Sin luz ni teléfono

Noticias relacionadas

Además del corte eléctrico los ciudadanos notaron hoy también problemas en las conexiones telefónicas. La junta militar lleva semanas cortando cada noche el acceso a Internet como parte de las medidas de represión contra la población, que ha puesto en marcha un movimiento de desobediencia civil contra los uniformados que se hicieron con el poder a través de un golpe de Estado el pasado 1 de febrero.

Días después del levantamiento militar, durante el cual se detuvo a parte del Gobierno electo de Aung San Suu Kyi, la junta militar cortó el acceso a redes sociales como Facebook y Twitter para evitar que los ciudadanos se organizaran para protestar y compartieran vídeos de redadas y detenciones.

Temas

Birmania