Campaña viral

Las redes se llenan de labios rojos contra el machismo de la ultraderecha en Portugal

  • La campaña muestra su apoyo a una eurodiputada portuguesa que fue objeto de un comentario machista por parte de un político de la ultraderecha lusa

  • Rostros anónimos y conocidos como el de la ministra de Igualdad, Irene Montero, posan en Twitter e Instagram con los labios pintados de carmín

Marisa Matías, en una foto de archivo

Marisa Matías, en una foto de archivo / Rui Minderico/ Efe

Se lee en minutos

Desde finales de la semana pasada, una marea de labios pintados de rojo inunda las redes sociales. Los lucen mujeres, pero también muchos hombres, y abundan las bocas de nacionalidad portuguesa, aunque la ola ya ha llegado a España. Unas y otros posan junto a la etiqueta #VermelhoemBelem, banderín de enganche de la movilización que surgió de forma espontánea en el país luso en solidaridad con la eurodiputada Marisa Matías, del Bloco de Esquerda, que fue objeto de un comentario machista por parte del líder del partido ultraderechista Chega! André Ventura.

Comentario machista

“Te maquillas como una muñeca”, le soltó el candidato del ‘Vox portugués’ en un acto de campaña de las elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo 24 de enero. Si lo que el político de extrema derecha buscaba era dañar la moral de su contrincante, el efecto que consiguió fue justo el contrario. En cuestión de horas, las redes sociales –principalmente Instagram y Twitter- empezaron a llenarse de rostros anónimos con los labios pintados de rojo acompañados de mensajes de apoyo a la candidata progresista junto al hashtag en cuestión, que alude al color del labial y a la sede de la presidencia de la República. 

A la campaña, que no tardó en viralizarse, se unieron rápidamente políticas y figuras del mundo de la cultura portuguesa. Entre ellas, la periodista española Pilar del Río, viuda del escritor José Saramago y residente en Lisboa, quien con un selfie y un breve tuit donde reivindicaba el color rojo como “señal de libertad”, acabó exportando la movilización a España.

Desde el sábado, han sido muchas las españolas, tanto anónimas como conocidas, que han decidido sumarse a la campaña subiendo a sus perfiles en las redes sociales fotos con los labios pintados de rojo y mensajes de protesta contra el machismo. 

Es el caso de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, María Victoria Rosell, o la propia ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha sido contundente en su cuenta de Instagram: “Te maquillas como una muñeca, hablas como una niña, eres una histérica, estás por ahí por acostarte con tu novio. Al final lo que incomoda es que las mujeres ocupemos el espacio público sin pedir permiso. Adelante, Marisa Matías. Que viva la lucha de las mujeres #VermelhoEmBelem”, ha escrito en su post.

Aunque la campaña ha sido protagonizada principalmente por mujeres, tanto anónimas como conocidas, varios hombres han expresado su apoyo a la política portuguesa y su rechazo al machismo poniendo morritos carmesíes ante la cámara. Como el célebre poeta y cantante brasileño Chico Buarque, que aparece en un vídeo sujetando el pintalabios con el que acaba de maquearse, o el actor lisboeta José Condessa, quien en su cuenta de Instagram afirmó: “No quiero saber cómo es vivir en un país que no es libre. No quiero vivir en un país donde se instiga a la segregación, los prejuicios, el racismo y la discriminación”.

Te puede interesar

Abrumada por esta ola de sororidad, Marisa Matías ha dado las gracias por los apoyos recibidos, que ella interpreta dirigidos “hacia todas las mujeres que tienen que sufrir este tipo de comentarios”. La política también ha señalado: “El insulto que ese señor hace a las mujeres no dice nada de las mujeres, pero lo dice todo sobre ese señor".

No es la primera vez que André Ventura levanta polvaredas en su país por sus polémicas declaraciones. En la actual campaña electoral también insultó al secretario general del Partido Comunista, Jerónimo da Sousa, al que llamó "abuelo borracho", y el año pasado llegó a pedir públicamente que Joacine Katar Moreira, diputada negra del parlamento portugués y originaria de Guinea Bissau, “fuera devuelta a su país de origen”.