NUEVAS ACUSACIONES

La Administración Trump acusa a Irán de ser la nueva base de Al Qaeda

El jefe de la diplomacia, Mike Pompeo, aduce una información desmentida sobre cómo murió un alto cargo terrorista para sustentar su tesis

Mike Pompeo, con imágenes del supuesto número dos de Al Qaeda, durante su conferencia en Washington.

Mike Pompeo, con imágenes del supuesto número dos de Al Qaeda, durante su conferencia en Washington.

3
Se lee en minutos

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha anunciado este martes -sin pruebas, según señalan las agencias de noticias- que Al Qaeda ha establecido su nueva base de operaciones en Irán. El jefe de la diplomacia estadounidense sostiene que Irán está desempeñando un papel "peor" que Afganistán en el momento de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Teherán es un santuario para los líderes de grupos terroristas a medida que estos planean sus atentados contra Estados Unidos o nuestros aliados", ha alertado el jefe de la diplomacia estadounidense. En sus últimos días en el cargo, Pompeo ha indicado que "desde 2015, Irán ha permitido a los líderes de Al Qaeda comunicarse libremente con otros miembros y llevar a cabo operaciones que antes eran realizadas desde Afganistán y Pakistán", lo que incluiría diversos aspectos como la difusión de propaganda o la obtención de financiación

"En 2016 el Departamento del Tesoro identificó y sancionó a tres comandantes de Al Qaeda que residían en Irán y manifestó que Teherán había permitido abiertamente que estos terroristas, incluidos algunos miembros vinculados al 11S, transitaran su territorio de camino a Afganistán", recoge el texto.

En un discurso una semana antes de dejar el cargo, Pompeo también confirmó oficialmente por primera vez la muerte en agosto en las calles de Teherán del número dos de Al Qaida Abdulah Ahmed Abdulah. El New York Times había informado en noviembre que fue asesinado a tiros por agentes israelíes durante una misión secreta patrocinada por Estados Unidos. Entonces, la información del diario fue negada por el gobierno iraní, que aseguró que no había "terroristas" de Al Qaeda en su suelo.

Según la agencia Reuters, Pompeo planeaba utilizar información desclasificada de los servicios de inteligencia estadounidenses para acusar a Irán de mantener vínculos con Al Qaeda, como parte de una ofensiva de última hora contra Irán antes de que la nueva Administración Biden tomara posesión en el Gobierno de EEUU. Ahora, el responsable de Exteriores ha advertido de que el grupo supone una "gran amenaza" para la seguridad de "diversas naciones, entre ellas Estados Unidos" y que, por ende, la Administración del presidente saliente, Donald Trump, "está tomando medidas".

Pompeo ha justificado de esta forma el anuncio este martes de sanciones por motivos de terrorismo a cinco personas con vínculos con Irán, que ha publicado la web del Departamento de Estado. Y ha ofrecido una recompensa de siete millones de dólares a quien identifique o ayude a capturar al nuevo líder de Al Qaeda, Muhammad Abbatay -- también conocido como Abd al-Rahman al-Maghrebi.

Desmentido iraní

Irán ya se ha apresurado a desmentir la información. El jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, ha rechazado las acusaciones de su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, de que su país es la "nueva base de operaciones" de la red yihadista Al Qaida. "No engañan a nadie", tuiteó Zarif. El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha tildado de "ficticias" las declaraciones de Pompeo sobre Al Qaeda y ha acusado a Pompeo, al que se ha referido como "señor Mentimos, Engañamos, Robamos", de acabar de forma "desastrosa" y con "mentiras" su carrera al frente del Departamento de Estado. "Todos los terroristas vinieron" de los "destinos" en Oriente Medio "favoritos" de Pompeo, en alusión a Arabia Saudita.

Noticias relacionadas

Las autoridades estadounidenses han anunciado la imposición de sanciones contra varios líderes del grupo en Irán. Entre ellos se encuentran Muhamad Abatay (también conocido como Abdú al Rahmán al Maghrebi) y Yusuf Hasán al Arif, además de Ismail Fuad Rasul Ahmed, Fuad Ahmad Nuri Alí al Shaján y Niamat Hama Rahim Hama Sharif. Estos tres últimos serían los comandantes de varios "batallones kurdos" de Al Qaeda cuyas operaciones estarían centradas en la frontera entre Irán e Irak. Además, el secretario de Estado ha matizado que "como resultado de estas designaciones, la población estadounidense tendrá prohibido realizar transacciones con estos individuos", cuyos bienes y activos "bajo jurisdicción estadounidense" han sido "bloqueados".

La Administración Trump ha anunciado que, de esta forma, será considerado delito "cualquier tipo de intento de proveer o conspirar para proveer ayuda o material de apoyo, así como recursos, a Al Qaeda". Asimismo, las autoridades del país norteamericano han llamado a "todas las naciones" a centrar la atención en la "naturaleza de la relación entre Irán y Al Qaeda" y tomar las medidas necesarias "por el bien del mundo libre".