Crisis sanitaria global

Johnson confina Londres por Navidad ante el aumento de casos

  • Los ciudadanos deberán permanecer en sus domicilios, se cerrarán instalaciones de ocio y servicios no esenciales y se impone el teletrabajo
  • Las restricciones se revisarán el próximo 30 de diciembre en función de la evolución de los contagios
El primer ministro británico, Boris Johnson, en la rueda de prensa de este sábado en la que ha anunciado las nuevas restricciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, en la rueda de prensa de este sábado en la que ha anunciado las nuevas restricciones. / TOBY MELVILLE (REUTERS)

Se lee en minutos

Londres y el sureste de Inglaterra pasarán este domingo a un nuevo nivel de riesgo de covid-19, el 4, con lo que pasarán a una situación de confinamiento total las próximas dos semanas ante el alza de los casos del coronavirus provocado por la nueva cepa, según anunció este sábado el primer ministro británico, Boris Johnson. Ambas zonas ya estaban sometidas a severas restricciones, con restaurantes y pubs cerrados.

"No podemos seguir con las Navidades tal y como lo teníamos planeado", ha declarado Johnson durante una comparecencia pública, al tiempo que ha asegurado que anunciaba estas medidas "con mucha tristeza".

Londres y el sureste del país entran así en el llamado "nivel 4", que cierra efectivamente las zonas afectadas, obliga a los residentes a quedarse en sus domicilios salvo limitadas excepciones, cierra las instalaciones de ocio y servicios no esenciales e impone el trabajo desde casa salvo circunstancia inapelable, ha explicado el primer ministro. Así, peluquerías, gimnasios y comercios no esenciales deberán volver a cerrar. Solo se permitirá reunirse con una persona al aire libre y queda prohibido viajar a otras zonas a no ser que sea por motivos indispensable.

Te puede interesar

Estas restricciones se revisarán el próximo 30 de diciembre, día en que el Gobierno se pronunciará sobre una posible extensión para salvar, en la medida de lo posible, la última semana navideña. Gales e Irlanda del Norte han implementado medias similares de reconfinamiento.

Las nuevas restricciones implican un cambio radical en los planes de Navidad. Los cinco días autorizados, quedan reducidos a tan solo a 24 horas. Quienes se hallen en nivel 4, como en el caso de Londres, no podrán reunirse con otros fuera de su burbuja familiar. Johnson también ha pedido a la población que evite y reconsidere los viajes al extranjero.