CAMBIOS EN EEUU

Janet Yellen será la primera mujer al frente del Tesoro

El presidente electo nombrará a la expresidenta de la Reserva Federal para dirigir la economía del país

La economista neokeynesiana de 74 años es una figura de consenso respetada por los mercados

Janet Yellen.

Janet Yellen. / AFP / BRENDAN SMIALOWSKI

Se lee en minutos

Cuando Joe Biden desembarque en la Casa Blanca el próximo 20 de enero, se encontrará con una crisis poliédrica centrada en los servicios y los trabajadores menos cualificados, una economía que da signos de vitalidad en el sector inmobiliario o las bolsas, pero que ha perdido 10 millones de empleos netos desde principios de año, y un Congreso tan dividido que ha sido incapaz de prolongar hasta ahora las ayudas contra la pandemia que expiran a final de año.

Esa suma de elementos augura una recuperación tortuosa, que quedará en manos de Janet Yellen, la antigua presidenta de la Reserva Federal (Fed), escogida por el demócrata para ocupar la secretaría del Tesoro. Una mujer de pocas palabras y nervios de mercurio, comparada desde su entorno con Mary Poppins: firme pero amable, increíblemente lista y siempre preparada, según ‘The Washington Post’.

Yellen reúne muchos de los atributos que busca Biden para su nuevo Gobierno: pragmatismoexperiencia contrastada en la Administración, credenciales académicas de la Ivy League y un pasado en la presidencia Obama-Biden. Es también una figura de consenso, respetada por Wall Street, los republicanos y hasta el ala más izquierdista del Partido Demócrata, que no obstante trató de que Elizabeth Warren fuera la candidata elegida. Warren generaba pesadillas entre las grandes corporaciones y algunos inversores. No es el caso de Yellen, una economista neokeynesianadoctorada en Yale y antigua profesora en Harvard que fue parte del Consejo de Asesores Económicos de Bill Clinton antes de embarcarse en una larga carrera en los distintos estamentos de la Fed.

Mantener la estabilidad

Te puede interesar

Durante sus cuatro años al frente del Banco Central (2014-2018), Yellen se reveló como una paloma dispuesta a nadar a contracorriente cuando muchos le aconsejaban subir los tipos, capaz de mantener la estabilidad de los mercados telegrafiando sus decisiones con antelación y firme frente a los abusos bancarios, como comprobó el banco Wells Fargo. “Ha demostrado de forma consistente que está dispuesta a plantar cara a Wall Street”, ha dicho el Nobel de Economía, Joseph Stiglitz. “No cree en la magia de la auto-regulación”. 

Yellen, que está casada con otro Nobel, George Akerlof, tiene además a su favor la estrecha relación que mantiene con Jerome Powell, su sucesor al frente de la Fed, que trabajó a su lado durante muchos años. Si el Senado la confirma, se convertirá en la primera mujer en ocupar la cartera del Tesoro en sus 231 años de historia.