26 nov 2020

Ir a contenido

TENSIÓN EN LAGOS

Sangrienta represión de una manifestación en Nigeria

Amnistía Internacional denuncia decenas de muertos en un tiroteo contra manifestantes

La UE ve "alarmante" la respuesta policial y pide al Gobierno nigeriano depurar responsabilidades

Agencias

Sangrienta represión de una manifestación en Nigeria

La Unión Europea ha expresado su preocupación por los graves disturbios registrados en Nigeria, donde la policía reprimió el martes por la noche con un tiroteo las protestas ciudadanas contra la brutalidad policial, causando decenas de muertos, según ha denunciado Amnistía Internacional, que aún está intentando"determinar la cifra exacta" de muertos.

"Es alarmante conocer que varias personas han muerto y otras han resultado heridas en las protestas en marcha contra el Escuadrón Especial Contra el Robo (SARS)", ha señalado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, a través de un comunicado.

El bloque europeo ha señalado que es "crucial" que los responsables de los abusos policiales sean llevados ante la justicia y paguen por ello. Después de que las autoridades hayan dicho que disolverán la polémica unidad SARS, la UE ha enviado un mensaje para que el Ejecutivo nigeriano cumpla con las reformas prometidas. El secretario general de la ONUAntonio Guterres, también pidió poner fin a la "brutalidad" policial en Nigeria.

Versiones contradictorias

La ciudad nigeriana de Lagos, la más poblada del país, es escenario de importantes disturbios tras la muerte de un número indeterminado de manifestantes contra la violencia policial a manos de agentes frente a una comisaría de la localidad. Hasta 1.000 personas se manifestaron el martes por la tarde por décimo día consecutivo.

Mientras que la prensa local y Amnistía Internacional ha denunciado la muerte de decenas de manifestantes, las autoridades políticas han dado una versión contraria, señalando que solo habría un muerto y 25 heridos por el tiroteo. "No hubo muertos, contrariamente a lo que dicen las redes sociales", aseguró el gobernador de Lagos, Babajide Sanwo-Olu, en un mensaje en Twitter que terminó borrando.

Los disturbios, los más graves registrados hasta la fecha en el marco de las protestas, estallaron horas después de que el gobernador de Lagos anunciara la imposición de un toque de queda a causa de la "anarquía" registrada en el marco de las movilizaciones contra la brutalidad policial. Ante la decisión de los manifestantes de seguir protestando por los abusos de la policía, los agentes s respondieron disparando munición real.

Los tiroteos y choques han continuado este miércoles, incluido el incendio de la sede de la Autoridad de Puertos de Nigeria (NPA), donde los bomberos trabajan para intentar contener las llamas, sin que por ahora haya informaciones sobre víctimas. La comunidad nigeriana en Suráfrica ha salido a las calles a denunciar la situación que vive su país.