30 oct 2020

Ir a contenido

SISTEMA DE ELECCIÓN INDIRECTA

Resultados de las elecciones en EEUU 2016: Así ganó Trump a Clinton

A pesar de que la candidata demócrata consiguió casi tres millones de votos más que el republicano, el sistema electoral indirecto estadounidense dio la victoria a Trump

El Periódico

Donald Trump, a su llegada a un acto de campaña en Sanford, Florida, el 12 de octubre.

Donald Trump, a su llegada a un acto de campaña en Sanford, Florida, el 12 de octubre. / AFP / JOE RAEDLE

El pasado 8 de noviembre del 2016 el candidato republicano Donald Trump fue elegido el el 45º presidente de los Estados Unidos a pesar de haber conseguido menos votos que su adversaria política, la demócrata Hillary Clinton.

Trump se hizo con al menos 290 compromisarios de los 538 que adjudica el sistema de Colegio Electoral, por lo que, pese a tener un menor número de votos a nivel nacional, el republicano fue el ganador de las elecciones. Uno de los estados clave para la victoria del republicano fue Florida, pues a pesar de que las encuestas no le daban como vencedor en el estado del sur por considerarlo un "estado bisagra" o indeciso, terminó ganando y llevándose todos sus electores. 

Modelo de elección indirecta

El sistema electoral estadounidense es un caso de modelo de elección indirecta por el que los votos de los ciudadanos no eligen directamente al vencedor de las elecciones, sino que dan lugar a la elección de unos compromisarios que posteriormente votan para decantarse por uno de los candidatos. Cada estado tiene un número de compromisarios en función de su población y el que gana en el estado se lleva todos los compromisarios del mismo. 

Así, Trump ganó las elecciones pese a haber obtenido el apoyo de 2,8 millones de votantes menos que su rival demócrata. Esta fue la quinta elección presidencial en la historia estadounidense en donde el ganador perdió el voto popular. 

En el año 2000 ya ocurrió que George W. Bush fue elegido presidente con 271 compromisarios gracias a la adjudicación de los electores de Florida tras un recuento y una impugnación. En esa cita electoral, el candidato demócrata Al Gore obtuvo casi medio millón de votos más que Bush pero al no conseguirlos en ciertos estados terminó sumando sólo 266 compromisarios electorales tras perder Florida. 

Grupos de votantes

Los casi tres millones de votos con los que Clinton adelantó a Trump constituyen la mayor ventaja que el candidato perdedor ha sacado al ganador de unas elecciones presidenciales de Estados Unidos, un país que ha visto crecer el número de personas que acuden a las urnas en los últimos años.

En líneas generales, puede concluirse que los candidatos obtuvieron los votos de los grupos que se esperaba: hombres mayores, blancos, sin formación superior y de zonas rurales, en el caso de Trump; mujeres, minorías y jóvenes urbanos en el de Hillary Clinton. Pero mientras el primero cumplió sus objetivos y movilizó a sus seguidores, muchos potenciales votantes de Clinton se quedaron en casa, cosa que no habían hecho con Obama, según la Encuesta Electoral Nacional, elaborada para un consorcio de medios por la empresa Edison Research.