26 oct 2020

Ir a contenido

carrea a la casa blanca

Microsoft acusa a Rusia, China e Irán de tratar de interferir en las elecciones de EEUU

La tecnológica asegura que los tres países han tratado de acceder a las cuentas de correo de las campañas presidenciales

La gran mayoría de los ciberataques pudieron ser bloqueados a tiempo, según ha afirmado la compañía

Ricardo Mir de Francia

Sede de Microsoft en Redmon, EEUU-

Sede de Microsoft en Redmon, EEUU- / AP / TED S. WARREN

La inteligencia militar rusa, a la que Estados Unidos acusó de ‘hackear’ miles de correos de la campaña de Hillary Clinton en 2016 para sembrar la confusión y beneficiar a Donald Trump, ha vuelto a la carga. Eso ha dicho este jueves Microsoft, que ha acusado a Rusia de haber tratado de acceder a más de 200 cuentas de correo vinculadas a las campañas que se disputan las elecciones de noviembre, así como a sus respectivos partidos y varios consultores que trabajan para ellas. La compañía fundada por Bill Gates ha señalado además que China e Irán están también lanzando ciberataques para tratar de interferir en los comicios. En el caso de Pekín, contra cuentas vinculadas al demócrata Joe Biden y, en el caso de Teherán, al presidente republicano. 

La gran mayoría de las intrusiones pudieron ser bloqueadas a tiempo, según ha afirmado Microsoft, pero otras cuentas podrían haberse visto comprometidas. Todos sus usuarios han sido avisados de la actividad maligna contra sus correos privados. Las advertencias de Microsoft coinciden con las afirmaciones realizadas recientemente por el Director de la Inteligencia Nacional, que ha acusado a esos tres países de operar de forma encubierta para tratar de “sembrar la discordia” e influir en la campaña manipulando a los votantes. La información publicada este jueves por Microsoft en su blog solo hace referencia a los usuarios de la compañía, de modo que aporta un dibujo incompleto de los esfuerzos foráneos por inmiscuirse en los comicios. 

Sin aspavientos

Tanto la campaña de Trump como la de Biden han reaccionado sin muchos aspavientos a los intentos de penetrar en sus sistemas informáticos. "Somos un objetivo claro, de modo que no nos sorprende ver esta actividad maligna dirigida contra los trabajadores de nuestra campaña", ha dicho la portavoz de campaña del republicano. "Sabemos desde el principio que seríamos objeto de esta clase de ataques y estamos preparados", ha respondido la campaña de Biden.