el futuro de europa

Bruselas pide explicaciones urgentes a Londres por incumplir el 'brexit'

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, avisa de que las intenciones del Gobierno británico socavan la confianza

"Romper la legislación internacional no es aceptable y no crear la confianza que necesitamos para nuestra relación futura", coincide Charles Michel

Un manifestantes ’anti-brexit’ muestra su apoyo al negociador de la UE, Michel Barnier, hoy e Londres.

Un manifestantes ’anti-brexit’ muestra su apoyo al negociador de la UE, Michel Barnier, hoy e Londres. / REUTERS / HENRY NOCHOLLSS

2
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

Las negociaciones de la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea se han puesto tan cuesta arriba que corren el riesgo de estallar. La decisión del Gobierno de Boris Johnson de promover un proyecto de ley que reniega de parte de los compromisos recogidos en el acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE, ratificado en 2019 y con valor de tratado internacional, amenaza con dinamitar unas conversaciones que teóricamente debían estar en su recta final. La Comisión Europea ya ha pedido explicaciones urgentes a Londres y una reunión extraordinaria de la comisión conjunta que hace el seguimiento al acuerdo de divorcio.

Las alarmas saltaron el pasado lunes, resonaron con fuerza el martes, cuando el ministro británico para Irlanda del norte, Brandon Lewis, admitió que la nueva ley preparada por el Ejecutivo podría infringir “la legislación internacional de manera específica y limitada”, y se han confirmado este miércoles con la publicación de la nueva ley de mercado interno que se reserva el derecho a no aplicar parte del protocolo de Irlanda del Norte acordado por la UE y el Reino Unido, parte esencial del acuerdo de divorcio ratificado a finales de 2019, para ayudar a las empresas de Irlanda del Norte cuando quiera pese a que el territorio seguirá siendo de facto parte del mercado interior europeo. 

“El acuerdo de retirada fue concluido y ratificado por ambas partes. Tiene que ser aplicado plenamente. Romper la legislación internacional no es aceptable y no crea la confianza que necesitamos para construir nuestra relación futura”, ha avisado este miércoles el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. “Esto violaría la legislación internacional y socavaría la confianza. 'Pacta sunt servanda' = la base para unas relaciones futuras prósperas”, ha añadido en un tuit la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, la alemana sobre un anuncio que coincide con la octava ronda de negociaciones.

Reunión "lo antes posible" 

Noticias relacionadas

La preocupación en Bruselas y en el resto de capitales europeas es máxima y el vicepresidente del Ejecutivo, Maros Sefcovic, ya ha convocado una reunión urgente de la comisión de seguimiento del acuerdo de divorcio, que desde principios de año, se encarga de seguir la aplicación práctica del acuerdo de divorcio, especialmente las medidas previstas para impedir el regreso de una frontera dura a la isla de Irlanda y garantizar el mantenimiento de los acuerdos de paz. 

“Esperamos que la letra y el espíritu del acuerdo de retirada se respeten plenamente. He convocado una reunión del comité mixto UE-Reino Unido lo antes posibles para que nuestros socios del Reino Unido elaboren y responsan a nuestras fuertes preocupaciones respecto a su anuncio”, ha explicado el responsable comunitario que este pasado martes transmitió ese mismo mensaje al canciller británico, Michael Gove, por teléfono. “Dejé muy claro que el acuerdo de retirada no está abierto a la renegociación”, ha recordado el político eslovaco en plena sintonía con el mensaje que circula en las capitales europeas. “El respeto del acuerdo de retirada no es negociable. Se han adoptado compromisos, deben ser implementados. Entre amigos y aliados debemos mantener nuestra palabra y respetar el derecho. La Unión Europea está comprometida, lo esperamos del Reino Unido”, ha respondido el secretario de estado francés para asuntos europeos, Clement Beaune.