howey ou

Así es la lucha de la 'Greta Thunberg china'

Tiene 17 años y un mensaje a mitad entre la activista sueca y Gandhi

Así es la lucha de la 'Greta Thunberg china'
Se lee en minutos
AFP

A sus 17 años y con un mensaje entre Gandhi y Greta Thunberg, la china Howey Ou quiere sensibilizar a sus compatriotas sobre los riesgos del cambio climático, una misión difícil en un país que no tolera la militancia disidente al margen del poder del partido.

Mientras la mayoría de sus amigos disfruta del verano o prepara su entrada a la universidad, Howey Ou distribuye octavillas y planta árboles, resistiendo a las presiones de la policía, de su familia, y a las criticas que proliferan en las redes sociales.

Cuando miles de adolescentes se manifestaban en todo el planeta exigiendo medidas contra el calentamiento climático, Howey debió contentarse con protestar sola frente al ayuntamiento de Guilin. Ese activismo le valió ser expulsada del colegio y podría impedirle pasar el examen de ingreso a la universidad, indispensable en China para alcanzar el éxito profesional. Pero Howey no se desanima.

"El barco se hunde"

"La urgencia climática es la amenaza más grave para la supervivencia de la humanidad" explica. "Estamos en un barco que se hunde y la gente sigue bebiendo y comiendo como si no pasara nada".

Howey tiene como modelo a Greta Thunberg, la joven ecologista sueca, ícono de la lucha contra el cambio climático. La militante china tiene miles de partidarios que la siguen en las redes sociales, pero para cumplir con su misión se enfrenta a la hostilidad del régimen comunista. "No tengo miedo de la policía", asegura.

"Tras haber sido interrogada por la policía, mis padres intentaron que yo abandonara la causa; me encerraron en casa, hicieron que rehusara entrevistas y revisaron todos mis aparatos electrónicos" relata, y alude a "disputas" con sus progenitores.

Para intentar convencer a los jóvenes a que la sigan, Howey estudió los métodos de no violencia de Mahatma Gandhi. Pero generalmente los peatones miran con indiferencia los eslóganes y pancartas de la joven en las calles de Guilin.

"Nunca oponerse"

Sus padres están muy preocupados y la presionan. "Para ella, todo es negro o blanco, no hay lugar para el compromiso", afirma el padre. "No veo salida para ella si sigue así. Ya le he advertido de que jamás hay que oponerse al gobierno ni al partido" comunista chino, añade el progenitor. Pero la adolescente asegura que no tiene nada contra el partido en el poder, y que al contrario "defiende la reputación de China" en la defensa del Medio Ambiente.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, se le ha acusado de ser una "militante de salón", o de imitar a Thunberg, que suele generar burlas en China. La ecologista no se resigna ante la ignorancia o indiferencia de muchos de sus compatriotas. "Pese a todos los problemas a los que me enfrento en este momento, el precio a pagar es módico comparado con el de la crisis climática" dice la joven. "Entre ambos, elijo valientemente seguir luchando y militando para evitar una catástrofe mucho más grave".