Coronavirus

Bolsonaro saluda a sus seguidores tras recibir su tercer positivo de covid-19

El mandatario de Brasil salió a los jardines de la residencia oficial a pesar de que las pruebas confirmaron que aún no se recupera de la enfermedad

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, da positivo para covid-19.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, da positivo para covid-19. / AFP

1
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien este miércoles volvió a dar positivo de coronavirus, enfermedad que le aqueja desde el pasado 7 de julio, se mostró de buen humor en un breve encuentro con una veintena de simpatizantes.

Pese al tercer positivo en igual número de exámenes realizados durante los últimos quince días, el líder de la ultraderecha volvió a conversar con algunos partidarios en los jardines de su residencia oficial, separado por un pequeño canal de agua de unos tres metros de ancho, según un video difundido en sus redes sociales.

La “gripecita” no lo deja

Bolsonaro no hizo alusión alguna a su salud ni al nuevo análisis, cuyo resultado reveló que aún padece el virus que en el inicio de la pandemia, llegó a calificar de "gripecita".

Al igual que ha hecho diariamente desde el pasado sábado, asistió a la ceremonia en que cada tarde es arriada la bandera nacional y una vez concluida, hasta bromeó con sus simpatizantes, que oraron por su recuperación "para que vuelva a desesperar a la izquierda", como dijo uno de ellos.

La víspera, había anunciado que esperaba el resultado del tercer análisis que le fue practicado desde el pasado 7 de julio, cuando fue detectado el patógeno en su organismo, con la esperanza de "volver a la normalidad" esta misma semana.

Sin fecha para el alta

Noticias relacionadas

Sin embargo, la Secretaría de Comunicación de la Presidencia confirmó que ha vuelto a dar positivo, pese a que tiene una "buena evolución de salud". De hecho, en este nuevo encuentro con sus seguidores, se mostró en buena forma y de excelente humor.

Los médicos responsables por su tratamiento no han dicho cuándo volverá a ser examinado ni han hecho previsiones en relación a su posible alta, que dependerá del resultado de próximos análisis. Desde que fue diagnosticado con coronavirus, Bolsonaro ha seguido despachando mediante videoconferencias desde su residencia oficial en Brasilia, en la que asegura que se mantiene aislado y sin tener contacto con sus familiares.