14 ago 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

El principal asesor de Johnson se saltó el confinamiento del coronavirus

Dominic Cummings viajó 425 kilómetros con síntomas de la enfermedad para visitar a sus padres

El 'premier' británico repalda a su principal consejero frente a las demandas de cese de la oposición

Begoña Arce

Dominic Cummings, en una foto del 2019.

Dominic Cummings, en una foto del 2019. / REUTERS / Hannah McKay

La oposición británica ha pedido este sábado a Boris Johnson el cese de su principal asesor, Dominic Cummings, por saltarse las normas de confinamiento en plena expansión del coronavirus. Unas demandas ante las que el 'premier' británico ha reaccionado taxativamente, brindando su "absoluto apoyo" a su principal consejero y desoyendo las demandas del resto de partidos.

A finales de marzo, Cummings viajó desde Londres a la granja de sus padres, en Durham, al noreste de Inglaterra, desoyendo las órdenes impuestas por el Gobierno a los británicos. Un trayecto de 425 kilómetros en coche con su mujer y su hijo, que la policía investigó. Johnson “sabía que (su asesor), estaba en un lugar con su familia y da a Cummings su completo apoyo”, señaló en la rueda de prensa diaria sobre el coronavirus el ministro de Transportes, Grant Shapps.  El propio Cummings, de 48 años,  declaró en la puerta de su domicilio londinense haberse comportado “razonable y legalmente”.  y “qué importa lo que le parezca”, a los periodistas o al resto del país.  

Tanto el asesor como su esposa tenían en el momento del viaje a finales de marzo síntomas de estar contagiados. La justificación que se ofrece desde el Ejecutivo es que querían dejar a su hijo al cuidado de la familia, aunque ellos permanecieron confinados durante 14 días en una vivienda aparte de la granja, sin contacto con los padres de Cummings, de 73 y 71 años. En marzo Johnson había declarado que los niños no debían estar con los abuelos o con familiares de edad avanzada, un grupo “que puede ser particularmente vulnerable”.  Los británicos han encajado especialmente mal durante el confinamiento la separación forzosa de sus hijos y nietos. Muchos pueden sentirse ahora burlados.  

Intervención de la policía

Cummings considerado como el hombre más influyente en el entorno del primer ministro, habría sido uno de los defensores de la estrategia del contagio masivo y la inmunidad de grupo, que el Gobierno británico hubo de cambiar a toda velocidad. El pasado 27 de marzo las cámaras captaron el momento en que salía corriendo de la residencia oficial de Downing Street, después de que se anunciara el contagio del 'premier' y del titular de Sanidad, Matt Hancock. De Cummings se dijo entonces que estaba en su domicilio, aislado, con síntomas del virus.  No volvió a reaparecer en público hasta el 14 de abril. 

La policía de Durham ha confirmado que supieron el 31 de marzo de la presencia de alguien que había viajado desde Londres a una propiedad local, con la que se pusieron en contacto, para recordarles las normas de confinamiento y de desplazamientos. Los vecinos también vieron a la pareja y al niño haciendo ejercicio dentro de la finca. 

Posición insostenible

La historia, desvelada por 'The Guardian' y el 'Daily Mirror', ha llevado a la oposición pide el cese del asesor. El Partido Laborista ha indicado en un comunicado que las normas eran muy claras y cada persona sospechosa de contagio debía permanecer aislada y no dejar su casa. “Sin embargo el asesor en jefe del primer ministro parece creer que hay una regla para él y otra para los británicos”, sostenía la nota.  El líder del Partido Nacional Escocés (SNP) en Westminster considera la posición de Cummings “insostenible, por lo que debe dimitir o ser cesado”. Johnson ha hecho caso omiso de estas exigencias y ha hecho público su pleno apoyo a Cummings.

En el pasado, el profesor Neil Ferguson dimitió como asesor científico del Gobierno, al saberse que su amante había cruzado Londres para visitar su domicilio en dos ocasiones durante el confinamiento. En Escocia, a jefa del servicio de Sanidad, Catherine Calderwood, también dimitió después de desplazarse dos veces con su familia  a su segunda residencia.