crisis sanitaria global

El próximo curso en la Universidad de Cambridge será exclusivamente 'on line'

Clase en la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Clase en la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

Se lee en minutos

¿Puede acabar el coronavirus con la vida en los campus universitarios?  ¿Se puede reemplazar la experiencia de estudiar con profesores y compañeros alrededor por la enseñanza ‘on line’, en solitario, delante del ordenador en casa? En el sector de la enseñanza, la epidemia lo trastoca todo en el Reino Unido.

Mientras las escuelas primarias en Inglaterra están en guerra con el Gobierno de Boris Johnson y se niegan a abrir los centros el 1 de junio, las universidades dudan en cómo enfocar el futuro. Una de ellas, la renombrada Universidad de Cambridge, ha decidido suprimir las clases presenciales durante el próximo curso, según han anunciado sus responsables el martes. El año académico 2020-2021 se realizará ‘on line’.  

"Como es probable que aún se requiera la distancia social, la Universidad ha decidido que no habrá clases cara a cara en el próximo año académico. Las clases seguirán impartiéndose de manera virtual", indicaron desde la Universidad en un comunicado. “Las clases magistrales seguirán realizándose de modo 'online' y confiamos en que puedan seguir en marcha pequeños grupos de enseñanza de modo personal, mientras se adapten a las exigencias de distancia social. Hemos tomado la decisión para facilitar la planificación (del próximo curso), pero, como siempre, lo revisaremos si se modifican las recomendaciones oficiales respecto al manejo del coronavirus”.

Manchester también

La Universidad de Cambridge ya ha venido impartiendo las clases de manera virtual desde el pasado mes de marzo, incluidos los exámenes. A no ser que haya grandes cambios, por ahora sólo se contempla la celebración de algunas tutorías de tú a tú, o en pequeños grupos. La decisión es sin duda una gran decepción para muchos de sus estudiantes y muy especialmente los novicios, que esperaban ansiosos el comienzo de los estudios superiores, en una universidad tan deseable. La de Manchester también impartirá clases virtuales en otoño. Otras pueden sumarse y mantener las aulas cerradas en los próximos meses, o buscar fórmulas hibridas. La decisión que tomen tendrá consecuencias económicas.

Merma de alumnos, merma de ingresos

Te puede interesar

En principio, los centros de enseñanza superior que impongan la enseñanza a distancia seguirán cobrando las mismas tasas de matrícula establecidas con las clases presenciales. Pero, ¿merece la pena?, se preguntan los alumnos ¿No falta algo fundamental, como es la convivencia universitaria? Un sondeo, entre los estudiantes que están solicitando plaza en las universidades, indica que el 20% prefiere esperar hasta el momento en que puedan iniciar el curso con los centros funcionando normalmente. De cumplirse esa tendencia absentista, el próximo curso habrá 120.000 alumnos menos y los ingresos de las universidades británicas se reducirían en unos 850 millones de euros.  

Durante las semanas de confinamiento algunos estudiantes se han quejado de la pérdida de motivación, el aislamiento, la falta de concentración en los libros y las dificultades técnicas para trabajar  ‘on line’ cuando otros miembros de la familia están utilizando al mismo tiempo ordenadores y wifi.

Temas

Coronavirus