06 ago 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

Escocia, Irlanda del Norte y Gales se desmarcan del plan de desconfinamiento de Johson

Los gobiernos autonómicos aseguran que no fueron consultados sobre las nuevas medidas que Londres quiere aplicar

La nueva propaganda institucional provoca multitud de bromas y burlas en las redes sociales

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una comparecencia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una comparecencia. / ANDREW PARSONS (10 DOWNING STREET) (AFP)

Los Gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte han confirmado este domingo que mantendrán el mensaje de "quedarse en casa" para combatir la pandemia de covid-19 en lugar de adoptar el promovido por el Gobierno central de Boris Johnson, que pide ahora "estar alerta" cara a un desconfinamiento gradual.

En un discurso pregrabado, Johnson presentará un sistema de evaluación del riesgo de cinco niveles con colores y explicará el nuevo lema "estar alerta, controlar el virus, salvar vidas", que ha suscitado críticas de la oposición e incluso burlas en las redes sociales. Se espera que el primer ministro conservador exponga su plan para ir levantando las restricciones impuestas el 23 de marzo, aunque no se prevén cambios drásticos a corto plazo y ha asegurado que procederá "con cautela".

El Gobierno ha confirmado que autorizará la apertura de los centros de jardinería, con medidas de distanciamiento, y permitirá más de una salida al día para hacer ejercicio, mientras que, según la prensa, podría alentar el regreso al trabajo de aquellos que no puedan hacerlo desde casa. Es posible que anuncie también la imposición de una cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen al Reino Unido de cualquier país menos Irlanda, lo que en principio no serán turistas, puesto que persisten las restricciones de viaje.

Prórroga hasta el 28 de mayo

El plan de Johnson, que el lunes será presentado con más detalle en la Cámara de los Comunes, se aplicará en Inglaterra, la región más poblada del Reino Unido, con 56 millones de habitantes de un total de 66,6 millones. Los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, que tienen sus propias competencias para gestionar la crisis y esta semana prorrogaron el confinamiento hasta el 28 de mayo, aunque con más flexibilidad en pequeños aspectos, han adelantado que no van a variar el mensaje actual de "quedarse en casa, salvar vidas, proteger el NHS".

Los líderes de estos territorios, que esta tarde se reúnen con Johnson, aseguran que no fueron consultados sobre el cambio de rumbo y la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, afirmó en Twitter que, dado el punto "crítico" en la pandemia, su "claro mensaje" a los escoceses es que permanezcan en sus hogares.

El nuevo eslogan del Gobierno de "estar alerta", difundido antes de la comparecencia del primer ministro, ha sido criticado por toda la oposición política, que le achaca "falta de claridad", y ha suscitado el sarcasmo en las redes.