crisis en el país sudamericano

En medio de un nuevo apagón, Venezuela acusa a EEUU y Colombia de querer asesinar a Maduro

El Gobierno también vinculó a Guaidó con las fallidas incursiones armadas pero el diputado opositor se desligó de esas acciones

La vicepresidenta Rodríguez aseguró que el corte de luz que dejó a la capital en penumbras fue un ataque terrorista

Un apagón masivo en Venezuela deja a oscuras la capital, Caracas.

Un apagón masivo en Venezuela deja a oscuras la capital, Caracas. / AFP

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert

A la cuarentena nacional obligada por la pandemia, con el consiguiente agravamiento de la crisis socioeconómica, y la reciente denuncia de incursiones armadas financiadas desde el exterior, Venezuela le sumó en estas horas de zozobra un apagón en sectores de Caracas y varias regiones. La vicepresidenta Delcy Rodríguez dijo que se ha tratado de un "ataque" contra el sistema eléctrico a "nivel nacional". La capital se quedó sin energía en la tarde del martes. "El pueblo venezolano ha resistido valientemente a la ruin agresión de Donald Trump e Iván Duque con complicidad de factores extremistas opositores. ¡Ya basta!", añadió Rodríguez. Venezuela sufrió el año pasado dos fuertes apagones que provocaron serios trastornos y pérdidas económicas. En ambas ocasiones, las autoridades tambien hablaron de ataques "terroristas".

Con el trasfondo de la nueva penumbra, y en una ciudad sin internet, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, acusó a Colombia de brindar apoyo al grupo armado que tuvo dos fallidas incursiones en las costas cercanas a Caracas. Durante esos episodios murieron al menos seis personas y fueron detenidas otras 13. Según el ministro, Duque y la administración Trump se "aprovechan" de la "situación que tiene amenazada a todo el mundo" con el covid-19 "para atacar" al país. Rodríguez aseguró que el diputado de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, considerado por Washington y otros 54 Gobiernos "presidente encargado", no es ajeno a la llamada Operación Gedeón que, añadió, tenía como propósito  "asesinar a Nicolás Maduro". 

El ministro presentó como prueba el testimonio de un oficial de la Agencia estadounidense para la Administración y Control de Drogas (DEA), José Alberto Socorro Hernández, alias "Pepero", quien detalló los vínculos entre Bogota, EE.UU y un sector opositor. Rodríguez recordó que la primera denuncia en ese sentido fue realizada el pasado 25 de marzo, cuando se alertó sobre "el entrenamiento de paramilitares en campamentos colombianos".

La posición de Washington y Guaidó

El presidente Donald Trump rechazó las acusaciones del Palacio de Miraflores. "Nada que ver con nuestro Gobierno". dijo escuetamente. Un portavoz del Departamento de Estado, citado por los medios de prensa, dijo luego que hay "una gran campaña de desinformación en marcha por el régimen". Guaidó, por su parte, acusó a Maduro de estar al corriente de la Operación Gedeón.  "Tú eres el responsable, los infiltraron y los esperaron para masacrarlos". El diputado se desligó de la tentativa armada. "Tal como lo han dicho los voceros de las acciones militares de los últimos días, son independientes del Gobierno encargado y de la Asamblea Nacional, pero no por eso vamos a dejar de levantar la voz y exigir respeto a sus derechos humanos".

Rafael Rodríguez, ex presidente de la petrolera PDVSA con Hugo Chávez y Maduro, hasta romper políticamente con el actual jefe de estado, opinó que el Gobierno quiere presentar los hechos como una suerte de "Bahía de cochinos", en alusión al fracasado ataque militar del anticastrismo con respaldo norteamericano, en 1961. El madurismo, dijo, busca "crear una épica que no existe".

La Operación Gedeón sigue

Noticias relacionadas

Jordan Goudreau, un exmilitar de las fuerzas especiales estadounidenses y propietario de la empresa Silvercorp USA, supuestamente contratada para llevar a cabo la Operación Gedeón a cambio de 213 millones de mil dólares, le dijo a la agencia Bloomberg que 52 de sus hombres ya están en territorio venezolano. Entre ellos, precisó, se encuentran dos estadounidense. "La misión principal era liberar a Venezuela, capturar a Maduro, pero la misión en Caracas fracasó", sostuvo sobre los episodios del domingo. "La misión secundaria es establecer campamentos de insurgencia. Ya están están reclutando y vamos a comenzar a atacar objetivos tácticos".

Antes de que se conocieran sus declaraciones, el ministro Rodríguez había divulgado una grabación en la que Guaidó y Goudreau hablan de los pasos a seguir para forzar la salida del poder de Maduro. El pasado domingo, la periodista venezolana Patricia Poleo, quien desde el exilio es fuertemente crítica del madurismo así como la estrategia opositora,  había presentado el documento supuestamente suscrito por ambos.