11 jul 2020

Ir a contenido

Trump propone inyectar desinfectante o aplicar calor para curar el virus

El presidente de EEUU asegura que el desinfectante acabaría "en un minuto" con el virus

Horas después mandatario ha rectificao y ha dicho que estaba hablando "sarcásticamente"

Ricardo Mir de Francia

Dondald Trump, antes de intervenir en la Casa Blanca.

Dondald Trump, antes de intervenir en la Casa Blanca. / AP / ALEX BRANDON

El rocambolesco espectáculo de las ruedas de prensa diarias del presidente de Estados Unidos entró el jueves en una dimensión desconocida para adquirir tintes de amenaza de primer orden para la salud pública. Después de que uno de sus asesores presentara las conclusiones de un estudio oficial que ha determinado que las altas temperaturas y la humedad acortan la vida del coronavirusDonald Trump sugirió que se podría tratar a los pacientes de Covid-19 con “rayos ultravioletas o una luz muy poderosa”. Pero no quedó ahí la cosa. A medida que avanzó su monólogo, Trump dijo también que cuanto menos “sería interesante” probar a “inyectar desinfectante” en los pulmones de los pacientes, una ocurrencia que no tardó en alarmar a los expertos sanitarios a medida que el susodicho desinfectante se convertía en ‘trending topic’ en las redes.  Este viernes , Trump ha intentado rectificar y ha dicho que hablaba "sarcásticamente", pero la polémica ha quedado ahí. 

“Yo creo que el desinfectante acabaría con él en un minuto, un minuto. ¿Hay alguna forma de que podamos hacer algo así con algo como una inyección?”, preguntó a la coordinadora del equipo de respuesta a la pandemia de la Casa Blanca, la epidemióloga Deborah Birx, que guardó un absoluto silencio. “Entraría en los pulmones y haría una tremenda jugada en los pulmones, de modo que sería interesante comprobarlo”, dijo Trump.

La doctora Birx guardó silencio pero su cara al escuchar al presidente era un poema, como se aprecia en estas imágenes que se han hecho virales:

No está claro de dónde se sacó la idea el presidente, aunque desde que comenzó la pandemia en las redes ha circulado una teoría sin fundamento que aboga por utilizar algo parecido a la lejía para curarse del virus, la llamada ‘solución mineral milagrosa’.

Método para suicidarse

Un periodista le dijo entonces si no es acaso la función del presidente proveer información fehaciente a la ciudadanía en lugar de rumores, una pregunta a la que Trump respondió de forma airada. “Yo soy el presidente y usted es noticias falsas”, dijo antes de añadir que su función consiste en “presentar ideas”. Las palabras del republicano generaron una mezcla de estupor, hilaridad e indignación en las redes. “Esta noción de inyectar o ingerir cualquier tipo de producto de limpieza en el cuerpo es irresponsable y peligrosa”, dijo el médico y experto en salud pública, Vin Gupta. “Esta es la clase de método que la gente utiliza cuando quiere matarse”. 

Desde la Universidad de California, el profesor de Políticas Públicas, Robert Reich, pidió que se “boicotee la propaganda” del presidente. “Las ruedas de prensa de Trump están amenazando activamente la salud pública”, escribió en Twitter. Más afilado fue el comentario del exdirector de la Oficina Ética del Gobierno. “Para mí es incomprensible que un imbécil como este ocupe el cargo más alto del país y que haya gente que piense que está bien. No me puedo creer que en el 2020 tenga que advertir a cualquiera que haya escuchado al presidente de que no debe beber desinfectante porque le matará”, escribió Walter Shaub.

"Sugerencia peligrosa e idiota"

"Esta es una de las sugerencias más peligrosas e idiotas hechas hasta ahora sobre cómo se podría realmente tratar el virus", dice Paul Hunter, profesor de Medicina en la Universidad Británica de East Anglia. Y añade que inyectar desinfectantes puede matar a cualquiera que lo intente. "Ni sentarse al sol ni calentar matarán un virus que se replica en los órganos internos de un paciente", sentencia Penny Ward, profesora de Medicina Farmacéutica en el Kings College de Londres y presidenta del Comité de Educación y Normas de la Facultad de Medicina Farmacéutica. "Beber lejía mata. Inyectar lejía mata más rápido. ¡No lo hagas tampoco!", alerta.