ELECCIONES LEGISLATIVAS

Las elecciones en Corea del Sur premian la gestión contra la epidemia de Moon

El país asiático celebra los comicios parlamentarios a pesar del coronavirus

Recuento de votos en la Comisión Electoral Nacional de Corea del Sur, este miércoles.

Recuento de votos en la Comisión Electoral Nacional de Corea del Sur, este miércoles. / LEE JIN-MAN (AP)

2
Se lee en minutos
Adrián Foncillas

Corea del Sur ha anticipado la receta para las elecciones en la era del coronavirus: los discursos virtuales a cambio de mítines multitudinarios y colegios electorales tan pulcros como quirófanos. La aplastante victoria del Partido Democrático (PD) también adelanta que los comicios venideros medirán la gestión de la crisis por encima de otros asuntos.

Pocos países han luchado con más eficacia contra el coronavirus. La celebración de elecciones subraya el éxito del Ejecutivo de Moon Jae-in y para la historia queda el récord de participación cuando buena parte del globo permanece confinado. Un 65% de los surcoreanos habían depositado ayer su voto, según la Comisión Electoral. Las encuestas a pie de urna aventuran la mayoría absoluta del PD, con una horquilla que oscila entre los 155 y los 178 asientos de la Asamblea Nacional, mientras al opositor Partido del Futuro Unido le adjudican entre 107 y 130.

Las elecciones parlamentarias se entienden como un examen a medio mandato de Moon. El presidente progresista fue una saludable aparición tras los bochornosos escándalos de corrupción de su predecesora, Park Geun-hye, con un programa de valientes políticas sociales y un acercamiento progresivo a su vecino del norte. Los vaivenes económicos y el pedregoso proceso de pacificación de la península, sin embargo, habían hundido su aceptación popular hasta el 40%. El coronovirus le devolvió el apoyo masivo. Corea del Sur fue el segundo país con más contagios en los albores de la pandemia, solo superado por China, pero sus tests masivos y el persistente seguimiento de los contagiados han embridado el virus sin recurrir a desquiciantes cuarentenas. En los últimos días cuenta con apenas una treintena de contagios, en su mayoría importados, y sus 225 fallecidos colocan al país en la cola de los damnificados.

Campaña en las redes

Los comicios han subrayado la nueva normalidad. Los candidatos focalizaron sus campañas hacia Youtube e Instagram y se dedicaron a labores de desinfección en sus contados actos en la calle. Las cautelas se extremaron en el día de votación. Los más de 14.000 colegios electorales fueron limpiados con atención entomológica y a los ciudadanos se les obligó a acudir con mascarillas guantes, desinfectarse con jabón y guardar la distancia de un metro.

Noticias relacionadas

Los funcionarios tomaron la temperatura a la entrada y desviaron a los que superaban los 37,5 grados hacia cabinas especiales que eran desinfectadas tras cada uso. Los 13.000 surcoreanos en cuarentena a pesar de carecer de síntomas pudieron acudir a los colegios a partir de las 6 de la tarde con la obligación de regresar a sus domicilios sin dilaciones. También los hospitalizados habían podido votar a través del correo.

Choi Sun-hwa, de 56 años, tenía reparos por el riesgo al coronavirus. "Pero después de haber venido y verlo por mí misma, sentí que era positivo que votáramos como estaba planeado. La gente se toma en serio el distanciamiento", ha declarado a la agencia Reuters. Casi tres de cada cuatro surcoreanos habían manifestado su apoyo a celebrar las elecciones en los últimos días.