28 may 2020

Ir a contenido

Crisis en el país sudamericano

Guaidó no descarta la hipótesis de una intervención de EEUU en Venezuela

El diputado que Washington reconoce como "presidente encargado" se pronunció tras el anuncio de Trump de un amplio despliegue militar en el Caribe

El dirigente opositor asegura a su vez que el Gobierno de Maduro utiliza la excusa del coronavirus para recrudecer la represión política

Abel Gilbert

Guaidó es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Guaidó es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países. / AFP

Venezuela ya contabiliza cinco muertos y 146 contagios por Covid-19 en medio de una situación económica y sanitaria calamitosa. El temor al avance de la pandemia no reduce sin embargo las tensiones políticas. El diputado Juan Guaidó reiteró en ese contexto de zozobras que no descarta la hipótesis de una intervención militar norteamericana para forzar la salida del poder de Nicolás Maduro. "Hay una opción de escalar la presión, ya lo dijimos, están todas las opciones", dijo el legislador al que Estados Unidos y otros 54 Gobiernos reconocen como "presidente encargado". Por lo demás, añadió, "el costo social ya lo estamos pagando".

  Si bien es cierto que Guaidó ha hablado en reiteradas ocasiones de ese posible desenlace, esta vez lo hizo pocas horas después de que Donald Trump anunciara un despliegue militar en el Caribe de proporciones inéditas desde la invasión a Panamá, en 1989, con el objetivo de a advertirle a "actores corruptos" que no se atrevan a explotar la crisis del coronavirus para introducir más droga en EEUU. Maduro lo consideró una amenaza de Washington. "Hay una articulación con Estados Unidos y todos nuestros aliados. La idea es escalar la presión contra la dictadura", dijo Guaidó sobre las medidas de la Casa Blanca.

GOBIERNO DE EMERGENCIA

El legislador volvió a plantear la necesidad de conformar un "Gobierno de Emergencia" para enfrentar la pandemia. Venezuela, dijo, podría ser el país del hemisferio con "más casos de contagiados y fallecidos" y, además, "un foco de contagio de la región". Según Guaidó, ese Gobierno de Emergencia, debería contar con la participación de todos los sectores del país, con exclusión de los acusados por narcotráfico, terrorismo o violación de derechos humanos. Es decir, el madurismo. La propuesta de Guaidó armoniza con la iniciativa de Washington de llamar a elecciones en un tiempo no mayor a los 12 meses para levantar las sanciones económicas.

La Fuerza Armada Nacional (FAN) ordenó a todas las unidades militares difundir mensajes de rechazo a esa "afrenta" de los Estados Unidos. El diputado Luis Parra, quien se arroga, como Guaidó, la conducción de la Asamblea Nacional (AN), y tiene parte de los legisladores de su lado, rechazó la iniciativa norteamericana por considerar que no se puede permitir que un "actor extranjero" ordene que se viole el ordenamiento jurídico venezolano. "Si yo hago esas propuestas en otro país lo mínimo que puedan hacer es encarcelarme".

Guidó dijo a su vez que el tema del coronavirus está siendo usada como "excusa para ejecutar secuestros políticos". Hasta el momento, son diez de sus colaboradores los que han sido detenidos o sometidos bajo proceso. El diputado era esperado este jueves en la sede del Ministerio Público para declarar como supuesto partícipe de un intento de golpe de Estado contra Maduro. Como era de suponer, Guidó no se presentó y tampoco lo fueron a buscar los agentes de seguridad.