30 sep 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria global

Trump reduce las trabas para el uso de tratamientos experimentales contra el coronavirus

El presidente de EEUU ordena acelerar los ensayos clínicos e incrementar el acceso a ciertos medicamentos

La cloroquina y el Remdesivir están siendo ya utilizados puntualmente en algunos hospitales

Ricardo Mir de Francia

Trump hoy durante la rueda de prensa que ha hecho sobre el coronavirus.

Trump hoy durante la rueda de prensa que ha hecho sobre el coronavirus.

Tratamientos contra la malaria, antivirales contra el SIDA, medicamentos experimentales… A falta de una vacuna capaz de proteger a la población del covid-19, unas vacunas que están todavía en fase de desarrollo o ensayos clínicos en varios países del mundo, los científicos buscan desesperadamente tratamientos experimentales que puedan resultar efectivos contra los estragos del coronavirus en los pacientes infectados.

Ninguno de ellos ha sido hasta ahora validado por las autoridades sanitarias, pero en Estados Unidos se han dado los primeros pasos para acelerar los ensayos en pacientes. El presidente Donald Trump ha dado este jueves instrucciones para reducir las trabas burocráticas que enfrentan los nuevos tratamientos y aumentar el acceso de la población a aquellos que han dado los resultados más prometedores. 

“Esencialmente estamos pensando en cosas que puedan ayudar a la gente a recuperarse”, dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca, rodeado de sus lugartenientes y responsables sanitarios. “He ordenado a la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) que elimine normas obsoletas y burocráticas para poder proceder con rapidez”, ha añadido el presidente.

Fármaco utilizado contra la malaria

La mayoría de los tratamientos contemplados han sido ya aprobados por la FDA para otras dolencias, pero la esperanza es que puedan servir también para aplacar los efectos del nuevo coronavirus. Trump habló específicamente de la cloroquina y la hidrocloroquina, utilizadas comúnmente contra la malaria y que “han dado resultados muy prometedores en varias pruebas”. 

La cloroquina lleva siete décadas siendo utilizada contra la malaria y, según algunos estudios realizados en el laboratorio, podría servir para reforzar el sistema inmunológico e impedir que el virus invada las células del cuerpo. En una carta del mes pasado al director de la revista ‘Nature’ varios científicos chinos defendieron su efectividad contra el covid-19, mientras que desde Francia y China llegan informaciones de que habría resultado efectivo al aplicarse en algunos pacientes.

En cualquier caso, no hay suficientes datos hasta ahora para refrendar su efectividad. “Sabemos que si las cosas no van como esperamos, al menos no matará a nadie. Cuando experimentas con un medicamento nuevo no sabes que va a pasar”, dijo el presidente minimizando los posibles efectos adversos del tratamiento.  

Acelerar los ensayos

El director de la FDA puntualizó que el plan pasa de momento por acelerar los ensayos clínicos con la cloroquina y sus derivados. También se espera que se haga lo mismo con el Remdesivir, un antiviral desarrollado por los laboratorios Gilead. “Estamos contemplando cualquier opción que llegue a nuestra mesa y pueda servir contra el coronavirus”, dijo el doctor Stephen Hahn. “La responsabilidad de la FDA es asegurar que los productos son seguros y efectivos”.

El Remdesivir está siendo utilizado de forma puntual en algunos hospitales. “Básicamente detiene la producción del virus”, le dijo a ‘NBC’ el doctor Gregory Poland, director del Centro de Investigación de Vacunas en la Clínica Mayo. Poland añadió que al menos dos pacientes se sintieron mejor al día siguiente tras recibir el medicamento experimental.