01 abr 2020

Ir a contenido

ELECCIONES EN UN PAÍS SUDAMERICANO

El tribunal electoral de Bolivia rechaza la candidatura a senador de Evo Morales

El exmandatario, refugiado en Argentina, considera que con la prohibición se ha dado un nuevo "golpe" contra la democracia boliviana

Luis Arce, el candidato a presidente por el partido de Morales, lidera las encuestas con casi el 32% de los votos

Abel Gilbert

Evo Morales en un evento de campaña en Buenos Aires, Argentina.

Evo Morales en un evento de campaña en Buenos Aires, Argentina. / EFE

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) boliviano inhabilitó a cuatro candidatos a senadores a participar de los comicios del 3 de mayo, pero solo una de las prohibiciones sacude a la política de ese país andino: se trata de Evo Morales, quien aspiraba a un escaño en el Congreso unicameral. Morales no puede competir porque según el TSE incumple el requisito de residencia permanente en el país.

El exmandatario se encuentra en la vecina Argentina en calidad de refugiado político. El TSE se comporta de acuerdo a cómo sopla el viento. Fue indulgente con las aspiraciones de Morales en las controvertidas elecciones de octubre de 2029 que derivaron en el golpe de Estado un mes más tarde. Los conspiradores llegaron al Palacio Quemado y reordenaron al tribunal electoral a su imagen y semejanza. En virtud de las nuevas relaciones de fuerza Morales ha quedado afuera de la contienda.

"La decisión es un golpe contra la democracia. Los miembros del @TSEBolivia saben que cumplo todos los requisitos para ser candidato. El objetivo final es la proscripción del MAS (Movimiento al Socialismo)", dijo el ex mandatario a través de las redes sociales. Sus abogados, entre ellos el español Baltasar Garzón, le  sugirieron que recurra la medida tomada en su contra ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

"Carácter inapelable"

Pero el TSE quiso parecer salomónico y consideró que carece de fundamento la petición de inhabilitación que se ha planteado contra Luis Arce, el exministro de Economía del Evo y candidato a la presidencia por el MAS. Después de comunicar un dictamen, "de caracter inapelable", la máxima autoridad del tribunal, Salvador Romero, solicitó a los participantes de las elecciones "actuar con mesura, prudencia y respeto recíproco". 

Los principales protagonistas políticos del desplazamiento del poder de Morales en noviembre pasado, su rival electoral Carlos Mesa y el dirigente de la región de Santa Cruz, Fernando Camacho, saludaron la decisión del TSE. "Evo Morales, que digitó el gigantesco fraude en las elecciones de 2019, debe entender que ya no puede usar la ley según sus intereses", dijo Mesa. "La inhabilitación de Evo solo salió porque pusimos presión en las calles, pero la verdadera amenaza es que el MAS gane la mayoría en el Congreso y, posiblemente, la presidencia en primera vuelta", advirtió por su parte Camacho.

A pesar del hostigamiento de las autoridades provisionales, Arce, el padre del modelo económico que en 14 años redujo la pobreza 30 puntos, lidera las encuestas de cara a las elecciones. El candidato del MAS tiene una intención de voto de casi el 32% y casi un 50% en La Paz, la capital política del país. "Lo primero que tenemos que hacer es reconstruir la economía boliviana, la han destruido en tres meses", ha asegurado. El respaldo que recibe ha encendido las alarmas de sus antagonistas, entre otras razones porque meses atrás estaban unidos por el odio a Morales pero participan separados de las elecciones.

Los otros postulantes

Mesa se encuentra 15 puntos detrás de Arce. La presidenta de facto Jeanine Añez obtendría el 3 de mayo un 16,5% de las adhesiones, de acuerdo con la consultora Mercados y Muestras. Y el ultramontano Camacho no ha podido capitalizar el alto protagonismo en los sucesos de noviembre de 2019: llega al 9,6% de los votos. El empresario cruceño se sumió en la perplejidad al recibir los sondeos. Puso su candidatura en suspenso y advirtió en twitter que si las fuerzas anti MAS no encuentran una fórmula de consenso de cara a la segunda vuelta de junio "Evo vuelve". 

El predicador evangélico de origen coreano, Chi Hyun Chung, quedó en el quinto lugar muy cerca de Camacho. Chung había llegado al tercer puesto en las elecciones del 20 de octubre luego suspendidas por un supuesto fraude cuya magnitud en rigor nunca terminó de comprobarse.

El expresidente de derechas, Jorge "Tuto" Quiroga se creía beneficiario de la ponderación ciudadana. Apenas sería votado por el 1,6% de los bolivianos. La amargura por los malos resultados en las encuestas se le borró del rostro después de conocer el dictamen del TSE sobre Morales. "No puede postular, deberá responder ante la justicia local e internacional por la corrupción, abusos y el fraude, sin la impunidad de un curul", festejó a través de twitter.