07 abr 2020

Ir a contenido

Revés para el presidente

El candidato de Macron a la alcaldía de París se retira tras la difusión de un vídeo sexual

Benjamin Griveaux quiere proteger a su familia de lo que considera "ataques innobles"

El artista ruso Piotr Pavlenski reivindica la publicación de las imágenes que habría grabado el propio Griveaux

Eva Cantón

Benjamin Griveaux, candidato de La República en Marcha a la alcaldía de París.

Benjamin Griveaux, candidato de La República en Marcha a la alcaldía de París. / LIONEL BONAVENTURE (AFP)

Benjamin Griveaux, candidato de la Republique en Marche (LREM) a la alcaldía de París en las elecciones municipales del próximo marzo, se retira de la carrera para proteger a su familia de lo que considera "ataques innobles" a su vida personal tras la difusión en las redes sociales de un vídeo de contenido sexual. La noticia ha sacudido a toda la clase política francesa, que ha condenado de manera unánime la divulgación de imágenes estrictamente privadas.

“Al anunciar mi candidatura a la alcaldía de París, conocía la dureza de la vida política. Desde hace más de un año, mi familia y yo hemos sufrido palabras difamatorias, mentiras, ataques anónimos, la revelación de conversaciones privadas robadas, y amenazas de muerte”, ha dicho Griveaux en una declaración grabada remitida a los medios.

“Este torrente de barro me ha afectado pero, sobre todo, ha hecho daño a los que quiero. Como si no fuera suficiente, ayer se dio un paso más. Una página web difundió ataques innobles sobre mi vida privada. Mi familia no merece eso. Nadie debería jamás sufrir tal violencia”, ha denunciado.

Antiguo socialista, ex portavoz gubernamental y hombre de confianza de Emmanuel Macron, Griveaux comunicó al presidente su decisión este jueves cuando en las redes sociales empezaron a salir las imágenes comprometidas. "Esta decisión me cuesta, pero mis prioridades están muy claras. Lo primero es mi familia", ha subrayado tras indicar que los parisinos "merecen una campaña digna".

Su renuncia obliga a LREM a buscar un nuevo candidato o candidata en tiempo récord (su nombre se dará a conocer a principios de la próxima semana) y supone un golpe duro para el presidente. Con una formación política inexistente a nivel local, todo indica que las municipales serán catastróficas para LREM.

La caída de Griveaux marca el final de una campaña caótica, con propuestas peregrinas como trasladar a la banlieue la Estación del Este para levantar en su lugar una especie de Central Park o la presencia de un competidor en sus propias filas, el matemático Cédric Villani, quien, a pesar de la petición expresa de Macron para unirse a Griveaux, se mantiene como candidato disidente al consistorio. 

Americanización de la vida política

Griveaux iba rezagado en los sondeos con un 16% de intención de voto detrás de la candidata conservadora de Los Republicanos (LR) Rachida Dati (20%) y de la socialista Anne Hidalgo (23%), que aspira a revalidar el cargo. Todos los rivales de Griveaux le han mostrado su apoyo.

Hidalgo ha recordado que el "respeto de la vida privada es un derecho fundamental", Villani ha considerado los hechos como “una amenaza grave para la democracia” y La Francia Insumisa ha alertado del riesgo de "americanización de la vida política". En Francia la vida sexual de los políticos apenas tiene incidencia en la esfera pública, pero el debate que se abre ahora es si en la era de las redes sociales un político puede permitirse la imprudencia de grabarse con su móvil realizando una actividad sexual.

El ex candidato ha anunciado a través de su abogado que llevará el caso a los tribunales. La difusión de material íntimo sin el consentimiento del interesado está duramente castigada y puede llegar a los dos años de prisión, ha recordado el ministro del Interior, Christophe Castaner. 

Según Libération, el vídeo en cuestión fue grabado por el propio Griveaux, que se lo habría enviado a una mujer con la que mantenía una relación. Fue el artista ruso Piotr Pavlenskyi quien lo colgó en las redes para "denunciar la hipocresía" del ex portavoz gubernamental.

"Griveaux es alguien que se apoya de manera permanente en los valores familiares, que dice que quiere ser el alcalde de las familias y cita siempre como ejemplo a su mujer y sus hijos. Pero hace todo lo contrario", ha explicado el polémico activista ruso, a quien busca la policía francesa por actos de degradación.

Temas Francia