24 oct 2020

Ir a contenido

CONTROVERSIA EN EL PAÍS

El atacante del cuartel francés era un soldado en prácticas

El asaltante, que hirió a un oficial en la mano, fue herido y reducido en la localidad de Dieuze

Francia debate cómo protegerse contra personas radicales que se infiltran en sus servicios de seguridad

Gendarmes vigilan el acceso al cuartel de Dieuze, donde se produjo el ataque. 

Gendarmes vigilan el acceso al cuartel de Dieuze, donde se produjo el ataque.  / JEAN-CHRISTOPHE VERHAEGEN (AFP)

El hombre que usó un cuchillo para atacar a los agentes de un cuartel de la policía francesa en la localidad de Dieuze era un soldado en prácticas, según han detallado las autoridades, en el segundo caso en cuatro meses de un asalto violento de un miembro de los servicios de seguridad de Francia.

El asaltante hirió a un oficial en la mano. La policía disparó e hirió al agresor, que ahora está en el hospital. Poco antes del ataque, alguien llamó a la policía para decirles que estaba en las fuerzas armadas y que estaba preparando un ataque en Dieuze en nombre del Estado Islámico, según medios locales.

En octubre del año pasado, Mickael Harpon, un asistente de tecnología de la información en la sede de la policía en el centro de París, se adentró en el edificio con un cuchillo, matando a cuatro personas antes de ser abatido a tiros. Convertido al Islam, Harpon había mostrado signos de posible radicalización antes del ataque, pero no se inició ninguna investigación formal y mantuvo su trabajo.

Incógnitas

Es probable que el ataque del lunes en el cuartel plantee nuevamente incógnitas sobre cómo Francia puede protegerse contra personas radicalizadas que se infiltran en sus servicios de seguridad. 

"Se ha confirmado que el atacante era un joven soldado, que completó dos meses en entrenamiento inicial y actualmente en su período de prueba", ha escrito la ministra de las Fuerzas Armadas, Florence Parly, en Twitter. "No estaba de servicio en el momento del incidente. Ahora corresponde a las autoridades judiciales investigar la motivación de este ataque, que condeno", ha añadido.

París ha sufrido grandes ataques de militantes islamistas en los últimos años. Bombas y tiroteos coordinados en noviembre del 2015 en el teatro Bataclan y otros sitios alrededor de París acabaron con la vida de 130 personas, los ataques más mortales en Francia desde la Segunda Guerra Mundial.

En Gran Bretaña el lunes, el primer ministro, Boris Johnson, dijo que actuaría para detener la liberación anticipada de terroristas condenados de la cárcel después de que un islamista apuñalara a dos personas en un ataque callejero en el sur de Londres.