CRISIS POLÍTICA EN EL ESTADO HEBREO

Israel celebrará sus terceras elecciones legislativas en menos de un año

Tras el fracaso de los partidos en pactar un gobierno de unidad, habrá nuevos comicios el próximo 2 de marzo

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, durante una rueda de prensa el pasado 20 de noviembre en la Kneset.

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, durante una rueda de prensa el pasado 20 de noviembre en la Kneset. / GALI TIBBON (AFP)

Se lee en minutos

Israel celebrará sus terceras elecciones legislativas en menos de un año, después de que ningún partido político ni diputado haya sido capaz de formar un gobierno de coalición, un hecho sin precedentes en la historia del país.

La media noche (hora local) de ayer, miércoles, se acabó el plazo de tres semanas del que disponían los diputados israelíes para intentar formar un ejecutivo sin que se hubiera logrado ningún acuerdo, a pesar de los esfuerzos que realizaron algunas fuerzas políticas.

La Kneset (Parlamento israelí) votó entre ayer y primera hora de la mañana de este jueves, en varias lecturas, el proyecto de ley para disolverse y para celebrar los comicios el 2 de marzo del 2020, según anuncia lapágina oficial de la Kneset.

Esta fecha la pactaron el primer ministro israelí en funciones, Binyamin Netanyahu, y su rival, Benny Gantz, líder de la coalición de centroderecha Azul y Blanco, para evitar que los comicios tuvieran que celebrarse en la fiesta judía del Purim, el 10 de marzo, que era el día que hubiera correspondido, según el calendario electoral.

Dar la cara ante la justicia

Gantz dijo el martes que aún había tiempo para evitar unas elecciones "costosas e innecesarias" y que su partido estaba "haciendo todo lo posible" para formar un gobierno sin renunciar a sus principios. Además, pidió a Netanyahu que anunciara que no buscará inmunidad parlamentaria respecto a los casos de corrupción por los que la Fiscalía General del Estado lo ha acusado formalmente, a cambio de acceder a formar un ejecutivo 'in extremis' con él.

"Como prometiste antes de las elecciones anteriores, no te escondas detrás de la inmunidad parlamentaria y ve a defender tu inocencia en la corte", afirmó Gantz en un comunicado en vídeo. "Tienes pleno derecho a protegerte, pero no se debe hacer de la Kneset un refugio para los delincuentes", añadió.

Netanyahu, según el diario israelí 'Haaretz', consideró ayer renunciar a su derecho a solicitar inmunidad para intentar superar el punto muerto político y establecer un gobierno. Pero finalmente no movió ficha. Miembros del Likud habían indicado que dudaban de que renunciara a su inmunidad, incluso a cambio de la oportunidad de encabezar otro Gobierno.

“Nos quedan unas pocas horas. Si Azul y Blanco está de acuerdo en aplicar la soberanía israelí en el Valle del Jordán (territorio palestino ocupado por Israel) y las comunidades (colonias judías) en Judea y Samaria (nombre bíblico para Cisjordania, ocupada por Israel), se podría formar un gobierno de inmediato y se podrían evitar las elecciones", aseguró el Likud en un comunicado ayer.

Celebración de primarias

Netanyahu y el presidente del Comité Central de su partido, el Likud, Haim Katz, acordaron ayer que la principal formación de la derecha israelí celebraría primarias para escoger a su líder el 26 de diciembre, si se convocaban elecciones, según indicó el Likud en un comunicado. El Comité se reunirá la tarde de este jueves para votar sobre la propuesta.

Te puede interesar

Si hay primarias, Netanyahu se presentará para revalidar su liderazgo, según indicó días atrás, a pesar de estar acusado de fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos de corrupción. Por ahora, el único que lo ha desafiado públicamente es el diputado y exministro de Educación Gideon Saar, que tiene intención de arrebatarle el liderazgo del partido.