Ir a contenido

Pobreza y descontento

Miles de personas en Haití piden nuevamente la renuncia del presidente

Una multitudinaria protesta paralizó la capital haitiana para exigir la salida de Jovenel Moise quien reconoce que el país está en crisis pero llama al diálogo para reducir las tensiones sociales

El Periódico

Protestas multitudinarias en Haití.

Protestas multitudinarias en Haití. / Reuters

Miles de trabajadores del sector textil, maestros y estudiantes se manifestaron en Puerto Príncipe para exigir la renuncia del presidente haitiano, Jovenel Moise, quien ha sido criticado por casi todos los sectores de la vida pública del país.

"Jojo dòmi deyò. Jomo mele" (Jovenel duerma afuera, la situación es complicada), gritaron los trabajadores textiles frente al Parque Industrial, en una nueva jornada de calles vacías, avenidas cortadas por barricadas y comercios cerrados. Además de la salida de Moise, los trabajadores exigen un aumento del salario mínimo, que calificaron de "miserable".

Manifestaciones programadas

Los trabajadores del sector textil son el último gremio que requiere que el presidente deje el poder, después de los artistas, estudiantes y maestros, protestantes y católicos, grupos que han organizado manifestaciones en las últimas semanas.

En otra zona de Puerto Príncipe, estudiantes, padres y maestros respondieron a la llamada de los sindicatos de maestros para exigir la salida de Moise como condición obligatoria para la reapertura de las escuelas, que están cerradas desde que comenzaron las protestas el 16 de septiembre.

Esta es la segunda manifestación organizada por los maestros en la capital haitiana después de la de la semana pasada. Los médicos y profesionales de la salud planean seguir la misma senda y hacer una manifestación pacífica el próximo miércoles para pedir al presidente que dimita. A pesar de estas protestas, constantes desde hace seis semanas, Moise volvió a hacer un llamamiento a la calma y a la serenidad, en una entrevista pregrabada emitida hoy por Radio Tele Metropole.

Llama al diálogo

"Este es un momento difícil. Estamos en un momento de crisis", admitió Moise, quien está en el poder desde febrero de 2017. El presidente volvió a decir que no está apegado al poder, sino a las reformas, pero no habló de la posibilidad de dimitir. "La única manera de poner al país en el camino de la estabilidad es a través del diálogo. Esto conducirá a un acuerdo político para lograr un gobierno de unidad nacional", afirmó.

Recordó que desde 1986 hasta la fecha, Haití ha tenido 15 presidentes, 22 primeros ministros y 14 años de ocupación militar, e indicó que las transiciones solo benefician a un grupo pequeño. "Todos los contratos malos se firman durante los períodos de transición", dijo, denunciando que un sector pequeño controla el sector energético en Haití.

La semana pasada, Moise anunció la suspensión de los contratos y los pagos a las empresas energéticas, y ordenó que se investiguen las posibles responsabilidades penales por irregularidades en esos contratos.

Temas: Haití