19 sep 2020

Ir a contenido

Estrategia polémica

Bolsonaro está contento por la reducción de crímenes en Brasil

El mandatario brasileño destacó los buenos resultados en apenas seis meses de haber asumido el poder y promete seguir trabajando para "devolverle a los ciudadanos la seguridad y la libertad"

El Periódico

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. / Europa Press

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, un defensor de medidas de mano dura contra el crimen, destacó la fuerte caída de los índices de criminalidad en sus primeros seis meses de mandato, principalmente la bajada del 22,1 % de los homicidios, pero dijo que aún hay mucho por hacer.

"Tenemos mucho aún para avanzar", aseguró el líder ultraderechista en un mensaje en su cuenta en Twitter en el que destacó las estadísticas divulgadas por el Ministerio de Justicia y que muestran una fuerte reducción de los índices de criminalidad en Brasil desde que el capitán de la reserva del Ejército asumió su mandato, el 1 de enero pasado.

"Aún hay mucho por hacer, pero el resultado muestra que estamos en el camino correcto. Seguimos firmes en la misión de devolverle a los ciudadanos la seguridad y la libertad que les fue quitada", agregó el mandatario.

Las cifras positivas

De acuerdo con las cifras oficiales divulgadas, el número de homicidios en Brasil cayó un 22,1 %, desde 24.497 en los primeros seis meses de 2018 hasta 19.074 en el primer semestre de 2019.

Igualmente registraron una fuerte caída el número de robos a bancos, que pasaron de 462 en los primeros seis meses del año pasado a 273 en los seis primeros de 2019 (-40,9 %); el de robo de vehículos, desde 129.199 hasta 94.362 (-27,0 %); el de robos de cargas, desde 11.544 hasta 8.575 (-25,7 %); y los latrocinios (robo seguido de muerte), desde 1.008 a 768 (-23,8 %).

Según el Ministerio de Justicia, las violaciones cayeron en un 12,0 %, hasta 21.566 casos en el primer semestre de este año; los hurtos de vehículos en un 9,9 %, hasta 109.763 casos; los intentos de homicidio en un 9,4 %; hasta 16.987 casos; y las lesiones corporales seguidas de muerte en un 3,2 %, hasta 420 casos.

"Las estadísticas criminales muestran que se registró caída en todos los nueve crímenes registrados por el Sistema Nacional de Informaciones de Seguridad Pública", según el comunicado del Ministerio.

Trabajo en conjunto

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, atribuyó la mejoría al trabajo de inteligencia y a la integración de las fuerzas públicas de seguridad del Gobierno federal, las administraciones regionales y las municipales en todo Brasil.

"Si el Congreso aprueba el Paquete Antricrimen, el número de crímenes caerá más", afirmó Moro, citado en el comunicado, en referencia a un conjunto de reformas al código penal y de procedimiento penal que presentó a consideración del Legislativo. Una de tales medidas, defendida enfáticamente por el líder ultraderechista, ofrece "protección jurídica" al policía que mate a un presunto delincuente en ejercicio de sus funciones.

Según Bolsonaro, la legislación actual lleva a inhibir el trabajo de los agentes de policía, que muchas veces acaban en prisión con el argumento de que han "cometido excesos", cuando en realidad "solo han cumplido con su misión", apuntó. El jefe de Estado, que ya había comentado la caída de las estadísticas de violencia hace dos semanas, las atribuyó entonces a las "políticas inflexibles" que puso en marcha y a su decisión de combatir el crimen con "mano dura".

Las estadísticas divulgadas hoy, sin embargo, confirman una tendencia que comenzó el año pasado, cuando Brasil registró 57.341 asesinatos, un número en un 10,4 % inferior al récord de 64.021 muertes violentas contabilizadas en 2017 y que constituye la primera reducción del indicador en tres años.