Carrera armamentista

John Bolton alerta que Corea del Norte no ha abandonado las armas nucleares

El polémico exasesor de seguridad de Donald Trump, señaló que el régimen de Kim Jong-un sigue almacenando y desarrollando un gran potencial militar

John Bolton, exasesor de seguridad nacional de los Estados Unidos.

John Bolton, exasesor de seguridad nacional de los Estados Unidos. / Reuters

1
Se lee en minutos
El Periódico

John Bolton, exasesor de seguridad nacional del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que Corea del Norte no ha tomado la "decisión estratégica de abandonar las armas nucleares", en su primera intervención pública tras ser despedido hace veinte días.

El polémico ex asesor fue invitado para dar una charla en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en Washington, donde subrayó que el líder norcoreano, Kim Jong-un, está tratando de obtener alivio de las sanciones internacionales al hacer "algunas concesiones".

"Pero bajo las actuales circunstancias, él nunca abandonará las armas nucleares voluntariamente", vaticinó Bolton, quien es reconocido como un abierto defensor de los ataques militares como estrategia preventiva.

El Walmart de las armas nucleares

Al inicio de su intervención, Bolton aclaró que hablaría "sin adornos" acerca de "la grave y creciente amenaza que el programa nuclear de Corea del Norte representa para la paz y la seguridad internacional".

"La decisión estratégica por la que Kim Jong-un está operando es que hará todo lo que pueda para mantener una capacidad de entrega de armas nucleares y desarrollarla y mejorarla aún más", agregó. Y alertó igualmente de que Corea del Norte puede llegar a convertirse en el Walmart o el Amazon de las "armas nucleares entregables".

Las disputas con Trump

Noticias relacionadas

El pasado 10 de septiembre, Donald Trump anunció el despido fulminante de Bolton, después de meses de desacuerdos en temas clave de su política exterior, como Venezuela, Irán, Corea del Norte y Afganistán.

En dos tuits, Trump rompió la relación con uno de los miembros más conocidos y criticados de su equipo, un "halcón" con fama de intervencionista que contribuyó a aumentar las tensiones con Irán y puso a la Casa Blanca en pie de batalla contra lo que definió como una "troika de la tiranía" en Venezuela, Cuba y Nicaragua.  Sin embargo, Bolton señaló en aquel entonces en Twitter que fue él quien ofreció su dimisión y que Trump le dijo que ya hablarían del tema.