Ir a contenido

JUICIO POLÍTICO

Los investigadores del 'impeachment' sacan la artillería poniendo el foco sobre Pompeo

Las pesquisas se cobran su primera víctima con la dimisión del enviado especial de Trump a Ucrania

Ricardo Mir de Francia

Donald Trump atiende una intervención de Mike Pompeo, en mayo del 2018.

Donald Trump atiende una intervención de Mike Pompeo, en mayo del 2018. / MANDEL NGAN (AFP)

El liderazgo demócrata del Congreso ha sacado la artillería pesada para acelerar los tiempos de la investigación de 'impeachment' contra Donald Trump por sus gestiones para dañar a uno de sus principales rivales políticos con la ayuda de las autoridades ucranianas. Los comités al frente de las pesquisas han enviado un requerimiento judicial al jefe de la diplomacia, Mike Pompeo, para que entregue toda la documentación relacionada con los esfuerzos de la Administración en el país eslavo. La carta le da una semana para cumplir con el requerimiento y advierte de que cualquier retraso o negativa será considerado como "una prueba de obstrucción" a la investigación. Su puesta en marcha se ha cobrado la primera víctima política con la dimisión del enviado especial a Ucrania, Kurt Volker, una de las figuras centrales en el embrollo.

A medida que pasan los días queda patente la torpeza de la Casa Blanca, que fue a buscar a Ucrania material incriminatorio para perjudicar al candidato demócrata Joe Biden, solo unos meses después de sobrevivir a una larguísima investigación que examinó precisamente si Trump y su campaña cooperaron con el Kremlin para dañar la campaña demócrata de Hillary Clinton en el 2016. Todo indica que no aprendieron ninguna lección del órdago judicial de Robert Mueller. Más bien al contrario. La denuncia anónima del informante que destapó el caso describe un esfuerzo concertado entre el abogado personal del presidente y altos cargos del Departamento de Estado para presionar a las autoridades ucranianas y conminarles a abrir una investigación contra Biden y su hijo Hunter por presunta corrupción.

El Departamento de Estado "sabía básicamente todo lo que estaba haciendo", ha dicho Rudolph Giuliani, el abogado personal de Trump, quien mantuvo muchos de los contactos con las autoridades ucranianas. Los mensajes de Giuliani crearon confusión en Kiev, incapaz de determinar si estaba representando al Gobierno de EEUU u operando como un agente libre al servicio de Trump. Esa confusión obligó a Volker a intervenir ante las autoridades ucranianas para ayudarles a diferenciar los mensajes oficiales de los mensajes privados de Giuliani, según la denuncia del informante. No solo eso. De acuerdo con su relato, el dimitido representante especial para Ucrania "ayudó a contener el daño" que Giuliani estaba haciendo a la "seguridad nacional de EEUU".

Ayuda extranjera

Trump sigue negando que cometiera irregularidad alguna en la conversación que mantuvo con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, el pasado 25 julio, en la que reiteró que debía investigar a los Biden y se deshizo en elogios hacia el entonces fiscal general ucraniano, Yuri Lutsenko, quien ha promovido la teoría de que la trama rusa no empezó en Moscú sino en Kiev. Lutsenko, quien tiene un pasado turbio con condenas por corrupción, dejó el cargo en agosto. Pero el presidente no ha tendido reparos en decir abiertamente que aceptaría información incriminatoria de un país extranjero sobre uno de sus rivales políticos. "Creo que la cogería", dijo semanas después de la conversación con Zelenski en una entrevista.

Las próximas semanas serán cruciales. No solo para determinar los próximos pasos de la investigación, sino para comprobar la reacción de los votantes a la arriesgada maniobra lanzada por los demócratas. Las últimas encuestas muestran un país partido en dos mitades en su posición respecto al 'impeachment'. El último sondeo de NPR y CBS sostiene que el 49% de los estadounidenses respalda el proceso para destituir al presidente frente al 46% que lo rechaza. Pero esas mismas encuestas señalan que el apoyo al 'impeachment' ha aumentado varios puntos desde que estalló el escándalo de Ucrania.