Ir a contenido

Francia, Alemania, Italia y Malta pactan una propuesta de reparto de inmigrantes

El acuerdo solo afecta a los rescatados en el Mediterráneo Central y no a las llegadas a España y Grecia

El texto será presentado al resto de países comunitarios en una reunión en octubre

Irene Savio / Silvia Martínez

Los inmigrantes del ’Ocean Viking’ celebran que van a poder desembarcar este martes en Italia.

Los inmigrantes del ’Ocean Viking’ celebran que van a poder desembarcar este martes en Italia. / AP / RENATA BRITO

Los gobiernos de Italia, Alemania, Francia  y Malta, bajola presidencia de Finlandia, han alcanzado este lunes en La Valeta un principio de acuerdo para repartir a los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo Central. El acuerdo  -cuyo texto no ha aido difundido para primero informar al resto de los países de la UE-, ha sido presentado como un primer paso hacia "una reforma de la política europea sobre asilo y migración", según el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer. España, que no estuvo en reunión ni tampoco Grecia, se opone a un acuerdo que solo se refiere al Mediterráneo Central.

En sus puntos más significativos, el principio de acuerdo contempla la creación de un mecanismo "temporal" que asegura que parte de los inmigrantes rescatados sean asignados, "en un plazo máximo de cuatro semanas", a otros países de la UE, según fuentes italianas. Se elaboraron "directrices claras para los procedimientos" y "plazos claros" para el reparto, ha precisado asimismo Seehofer, al advertir que el número exacto de cuotas se fijará cuando se conozca el número de países implicados.

El preacuerdo prevé asimismo la rotación de los puertos de atraque de las naves que rescatan y que, una vez reubicados, inmigrantes y solicitantes de asilo ya no sean responsabilidad del primer país al que han llegado, algo que implica ‘de facto’ la cancelación del polémico reglamento de Dublín III. "Algunas de las cuestiones más delicadas han sido resueltas”, ha festejado Luciana Lamorgese, la nueva ministra de Interior italiana.

"Trabajamos en un reglamento temporal para una zona reducida, el Mediterráneo central, pero deseamos una reforma más ambiciosa en la cuestión de derecho de asilo en Europa, una reforma más ambiciosa que también nos permita ayudar a Chipre, Grecia y España", ha añadido el ministro francés de Interior, Christophe Castaner.
 

El 8% del total

De igual manera, algunos observadores han puesto el acento sobre que el pacto, en su versión actual, no prevé el reparto de los migrantes que llegan solos a Italia o Malta, sino solo de los rescatados, los cuales en la actualidad son apenas el 8% del total, según cálculos del Instituto para los Estudios de Política Internacional de Milán. En este clima, el acuerdo será discutido nuevamente el 8 de octubre, en la próxima reunión del Consejo de ministros de Justicia y de Interior de la UE.

Tanto la Comisión Europea como el Parlamento Europeo han celebrado el positivamente el pacto. "Finalmente nos movemos en la dirección apuntada por el Parlamento Europeo", ha destacado su presidente, David Sassoli, que espera que el acuerdo se amplíe ahora a otros estados miembros y siente las bases para reformar una política que se ha demostrado ineficaz e insolidaria en estos últimos años. 

"Estoy seguro de que Comisión y Parlamento trabajarán para ampliarlo a otros países de la UE” porque “la redistribución de solicitantes de asilo entre todos los estados miembros debería ocurrir de forma regulada y no ser algo 'ad hoc' o voluntario", ha reivindicado el socialista italiano. 

Hasta ahora, según fuentes del Ejecutivo comunitario, son 15 los estados miembros que han participado en el esquema de reubicación de inmigrantes –Finlandia, Francia, Alemania, Portugal, España, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Holanda, Bélgica, Lituania, Rumanía, Bulgaria y Eslovenia- al que también se ha sumado Noruega. Desde julio del año pasado, la Comisión Europea ha coordinado unas 20 operaciones.