22 feb 2020

Ir a contenido

España se muestra contraria a "parcelar" el Mediterráneo

Grande-Marlaska niega que se le haya excuido de la cumbre sobre inmigración de Malta

AGENCIAS

Inmigrantes rescatados de una patera llegados a Málaga.

Inmigrantes rescatados de una patera llegados a Málaga. / EUROPA PRESS

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha rechazado que se haya excluido a España de la cumbre sobre migración que se celebra este lunes en Malta, pero ha insistido en su rechazo a "parcelar el Mediterráneo". Marlaska se ha referido así  a la reunión que mantienen los ministros del Interior de Italia, Malta, Alemania y Francia en La Valeta, la capital maltesa, para intentar perfilar un mecanismo de reparto que evite el bloqueo de imigrantes durante semanas en altamar tras su rescate por las oenegés en el Mediterráneo central.

Pero ni España ni Grecia, los dos países mediterráneos que más presión migratoria soportan desde el año pasado, han sido convocados a esta reunión. Marlaska, en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, ha negado que por parte del Gobierno español se haya expresado su disgusto a los promotores de la citada reunión, pero ha recordado que "el Mediterráneo es el Mediterráneo, tanto el central como el oriental y el occidental y que los migrantes son los mismos".

El titular de Interior ha insistido en que, pese a no participar en la reunión de este lunes, "España no se queda fuera" de ningún mecanismo, pero ha reiterado que los migrantes que entran por las fronteras españolas son también "migrantes de la UE". En este sentido, ha explicado que España "no se puede convertir en el país que asume solo la responsabilidad del Mediterráneo occidental, pero también la del central, porque eso no sería porporcionalidad".

La sustituta de Salvini

El titular de Interior ha recordado que en lo que va de año Salvamento Martímo y la Guardia Civil han rescatado por vía marítima 16.500 personas. "El cupo es el que nos corresponde", ha asegurado Marlaska, pero ha recordado que "las fronteras no son españolas, ni italianas ni maltesas, sino que son de la UE". De lo que sí se ha mostrado convencido el titular de Interior es en la mayor capacidad de diálogo con su homóloga italiana, Luciana Lamorgese, respecto a su antecesor en el cargo Matteo Salvini, de quien ha criticado su "actitud obstruccionista" a la política migratoria europea.

Por otra parte, Marlaska ha garantizado que la sustitución de las actuales concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla quedará totalmente ejecutada en el año 2020 al margen del próximo resultado electoral. "Es un acuerdo del Consejo de Ministros de enero, se han hecho los proyectos y pronto vamos a licitar la obra", ha indicado. Ha recordado, asimismo, que el proyecto no incluye exclusivamente la retirada de la alambrada, sino la instalación de una frontera "menos cruenta e inteligente".