Ir a contenido

Tensiones militares

El Ejército español aumenta medidas de seguridad en Líbano tras un ataque en Beirut

El contingente militar de España asentado en este país informó que han extremado la vigilancia luego de que dos drones israelíes explotaron en la capital libanesa

El Periódico

Un edificio sufre graves daños tras el ataque de drones en Beirut. EFE / EFE

Un edificio sufre graves daños tras el ataque de drones en Beirut. EFE
Ataque en Beirut con drones no tripulados.
Investigadores militares libaneses buscan restos de drones encontrados en el sur de Beirut.

/

El contingente del Ejército español en el Líbano ha aumentado sus medidas de vigilancia tras el ataque de Israel con un dron en la capital libanesa, Beirut, aunque sostiene que la situación está tranquila.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa, tras la conversación mantenida por su titular en funciones, Margarita Robles, con el jefe del contigente, el general Rafael Colomer.

Los ataques

"Ante las noticias sobre el Líbano e Israel, la ministra ha hablado personalmente con el jefe del contingente, el general Colomer, quien le ha manifestado que por allí todo está tranquilo, se ha incrementado las medidas de vigilancia, pero nada más", han precisado desde Defensa.

El Gobierno libanés ha informado de la caída de dos drones sobre los barrios del sur de Beirut considerados un bastión del partido-milicia chií Hezbolá y ha señalado a Israel como responsable del ataque.

Un primer dron, al parecer uno de reconocimiento, cayó en la ciudad sin que se haya confirmado si fue derribado y un segundo aparato al parecer contenía explosivos y explosionó antes de llegar su objetivo en forma de "dron suicida".

La presencia de España

España cuenta con 600 militares destinados en la base Miguel de Cervantes en Marjayún, en el sur de Líbano fronterizo con Israel en el marco de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (FINUL) bajo el amparo de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU garante del alto el fuego entre Israel y las fuerzas libanesas tras la guerra de 2006.

En el verano de 2006, durante aproximadamente un mes, Hezbolá se enfrentó al Ejército de Israel en una guerra que se saldó con 1.200 muertos en Líbano, civiles en su mayoría, y 158 fallecidos en Israel, militares en su mayoría.