Ir a contenido

Crimen sin castigo

Un sacerdote fue asesinado al interior de una parroquia en México

Herido de muerte y desangrando José Guzmán Vega lanzó gritos de desesperación y dolor solicitando la ayuda de los vecinos

El Periódico

La Procuraduría General de Justicia del estado de Tamaulipas abrió una carpeta de investigación para dar con el o los responsables del asesinato.

La Procuraduría General de Justicia del estado de Tamaulipas abrió una carpeta de investigación para dar con el o los responsables del asesinato. / Agencias

Un sacerdote fue asesinado con un arma punzocortante al interior de una parroquia en la ciudad mexicana de Matamoros, estado de Tamaulipas, frontera con Estados Unidos.

El párroco José Martín Guzmán Vega fue muerto de cuatro puñaladas dentro de la iglesia Cristo Rey de La Paz, ubicada en la comunidad de Santa Adelaida.

Herido de muerte y desangrando Guzmán Vega lanzó gritos de desesperación y dolor solicitando la ayuda de los vecinos, quienes lo llevaron al hospital donde murió horas más tarde.

Una asistente de la iglesia, de nombre María del Rosario, fue quien escucho los gritos del padre que agonizaba en el piso del templo.

De inmediato la mujer solicitó ayuda a los vecinos para trasladar al sacerdote herido al hospital General de Matamoros, sin embargo, a mitad de camino, los intercepto una ambulancia la cual llevo al sacerdote al nosocomio donde perdió la vida.

Ante estos acontecimientos, el obispo de la diócesis de Matamoros, Eugenio Lira Rugarcía, emitió un comunicado de prensa en el cual, "lamentó profundamente el terrible acontecimiento" que tiene de luto a la grey católica, a quienes les pide elevar una oración por el descanso eterno del presbítero.

A su vez hizo un llamado a las autoridades competentes para que se esclarezca la muerte Guzmán Vega.

Más tarde, en redes sociales, Lira Rugarcía apuntó "con profundo dolor participamos del lamentable fallecimiento del P. José Martín Guzmán Vega, del que ya las autoridades competentes han comenzado las investigaciones para esclarecer los hechos y hacer justicia. Les ruego pedir a Dios por el eterno descanso del P. Martín".

En tanto, la Procuraduría General de Justicia del estado de Tamaulipas abrió una carpeta de investigación para dar con el o los responsables del asesinato.

En la comunidad de Santa Adelaida, el ambiente que se vive es de tristeza, dolor e incertidumbre por lo sucedido ya que el religioso era estimado por los vecinos. La parroquia quedó acordonada para las investigaciones de las autoridades.