Ir a contenido

ZONA EN TENSIÓN

Escuelas vacías en la Cachemira india por temor a los disturbios

Los padres mantienen a sus hijos en casa a medida que aumenta la posibilidad de violencia por la última decisión del gobierno indio de revocar la autonomía de la región

El Periódico

Un miembro del personal escolar limpia una aula desierta de una escuela de Cachemira controlada por los indios, Srinagar, 19 de agosto de 2019

Un miembro del personal escolar limpia una aula desierta de una escuela de Cachemira controlada por los indios, Srinagar, 19 de agosto de 2019 / Mukhtar Khan (AP)

Algunas escuelas públicas en la Cachemira india abrieron este lunes sus puertas por primera vez desde que hace dos semanas las autoridades ordenasen una serie de restricciones y acabasen con el estatus especial de la región, aunque los medios locales han señalado la escasa presencia estudiantil.

"Hemos abierto escuelas solo en algunas áreas tras revisar la seguridad en esas zonas. Llamamos a los padres a enviar a sus hijos a los colegios que han abierto sus puertas, la seguridad es nuestra responsabilidad", ha afirmado el comisario adjunto de Policía de SrinagarShahid Iqbal, a la cadena de televisión delhí NDTV.

Según la fuente, 196 de 900 colegios en la capital de la Cachemira india abrieron sus puertas. Sin embargo, la misma NDTV ha mostrado varias escuelas primarias prácticamente sin alumnos, entre las calles desiertas de Srinagar.  Los colegios privados de la capita han permanecido cerrados, según ha informado el diario local Indian Express.

Condiciones restrictivas

Las restricciones a los derechos de reunión y de libre circulación fueron impuestas en el estado de Jammu y Cachemira el pasado 4 de agosto.

Justificadas por las autoridades indias en un primer momento por supuestas amenazas terroristas, el Gobierno procedió un día después a presentar en el Parlamento una ley que modificaba el artículo 370 de la Constitución, que establecía el estatus especial de Cachemira por el que la región ha gozado de autonomía constitucional durante 70 años, y a dividir en dos el estado.

Además de las restricciones al movimiento, la región ha permanecido durante dos semanas bajo un bloqueo total de las telecomunicaciones e internet.

Las autoridades empezaron a restablecer algunas líneas telefónicas el pasado fin de semana y en el distrito de Jammu, de mayoría hindú a diferencia del valle de Cachemira predominantemente musulmán. Llegaron a anunciar el restablecimiento completo de las redes de telefonía móvil e internet 2G, pero sin embargo, 24 horas después los servicios han sido suspendidos de nuevo.

Detenciones y protestas

El inspector general de la Policía de Jammu, Mukesh Singh, ha justificado el corte por "razones técnicas" en un comunicado, aunque ha admitido la circulación de rumores sobre una huelga en la región y largas colas en estaciones de servicio.

Las restricciones en la Cachemira india han estado acompañadas de un número elevado de detenciones de personas, según han denunciado residentes de la región. Entre los arrestados están líderes políticos como Omar Abdullah y Mehbooba Mufti, confirmaron fuentes oficiales que pidieron el anonimato. Asimismo, las autoridades indias habrían detenido a estudiantes, comerciantes y hasta jugadores de críquet.

Las autoridades indias se han esforzado por repetir que la región, una de las más militarizadas del mundo, está en calma.

La decisión de Nueva Delhi ha aumentado la animosidad con Pakistán, que se disputa con la India el control de Cachemira tras su independencia del Imperio británico y por la que han librado dos guerras.

Temas: India