Ir a contenido

MARCHAS CONTRA EL KREMLIN

La ola de protestas es cada vez más grande en Moscú

La oposición rusa cobra fuerza en su quinto sábado de grandes protestas

Javier G. Cuesta

Manifestación en Moscú contra Putin, este sábado.

Manifestación en Moscú contra Putin, este sábado. / EFE EPA / YURI KOCHETKOV

Decenas de miles de personas, entre 30.000 y 50.000 secundaron el día de hoy el quinto sábado de protestas en Moscú. El éxito de la manifestación, donde la cifra de participantes duplicó la de las anteriores, apuntala la que ya es considerada la segunda mayor ola de movilizaciones que vive Rusia desde los 90 y da fuerzas a la oposición, que con cada convocatoria va ganando masa crítica.

La protesta celebrada en la plaza del académico Sájarov había sido autorizada en esta ocasión. En las anteriores fueron arrestadas unas 2.300 personas, la gran mayoría de ellas en las dos últimas marchas, vetadas por el ayuntamiento. Esta vez la cifra de detenidos superó el centenar en Moscú, la mayoría después de acabar el acto cuando cientos de personas marcharon frente al edificio de la administración presidencial.

Baile de cifras

En la manifestación autorizada, que discurrió de forma pacífica, participaron entre 30.000 personas, según el Ministerio del Interior, y 50.000, según la oposición. “A las acciones no permitidas no va casi nadie por miedo”, subrayó una de las participantes.

Más allá de los números, la clave es la simpatía que están suscitando las protestas. Según la agencia de sondeos Levada, hay más moscovitas que las aprueban  (37%) que quienes las rechazan (30%), aunque hasta ahora solo un 2% reconoce haberse sumado a ellas. Este sábado, sin embargo, numerosos famosos se apuntaron a la manifestación y animaron a sus fans a unirse, desde celebridades de Instagram y YouTube a músicos

Por otros puntos del país

Otro hecho llamativo es que se extendieron las manifestaciones a otros puntos de Rusia, aunque fueron mucho más modestas. En ciudades como Omsk, Vorónezh o Irkutsk apenas acudieron un puñado de personas. De las seis decenas de detenidos que hubo a media tarde en todo el país, más de 50 fueron arrestados en San Petersburgo.

Las protestas brotaron hace un mes por el veto a varios candidatos opositores en las elecciones al ayuntamiento de septiembre. Según la junta electoral, incurrieron en irregularidades como presentar firmas falsas. Sin embargo, con cada protesta se han extendido las demandas y las críticas al Gobierno de Vladímir Putin. Ayer, por ejemplo, numerosas banderas LGBTI ondeaban en pleno centro de Moscú.