Ir a contenido

CONCLUSIONES DE UNA TRAGEDIA NAVAL

El Congreso argentino responsabiliza al Gobierno del hundimiento del submarino ARA San Juan

Una comisión bicameral parlamentaria asegura que el sumergible tenía serios problemas técnicos que le impedían llevar a cabo misiones

Abel Gilbert

El submarino ARA San Juan, en una imagen de archivo.

El submarino ARA San Juan, en una imagen de archivo. / Argentina Navy

La Comisión Bicameral del Congreso argentino a cargo de la investigación del hundimiento del submarino 'ARA San Juan' consideró que es "indudable la responsabilidad política del Gobierno, a través del Ministerio de Defensa, por esta tragedia que se cobró las vidas de 44 argentinos". En su informe final, los legisladores cuestionaron las acciones realizadas por los altos mandos de la Marina de Guerra; el ministro de Defensa, Óscar Aguad, y también el presidente Mauricio Macri.  El dictamen de los 12 parlamentarios, encabezados por el senador José Antonio Ojeda (peronismo), fue firmado en disidencia por los representantes del oficialismo.

El 'ARA San Juan' tuvo un principio de incendio el 14 de noviembre del 2017 cuando se encontraba en aguas australes. Once horas después no se supo nada más del submarino. Según el informe, se produjo "una de las mayores tragedias mundiales de la historia naval en tiempos de paz y la más grave para nuestro país tras la Guerra de Malvinas".

La Comisión Bicameral habló de "responsabilidades palmarias" de la cúpula de la Marina y criticó la "falta de las diligencias adecuadas" del ministro Aguad debido a que el sumergible realizaba su ejercicio más importante de las últimas tres décadas sin tenerse en cuenta que tenía "más de 30 averías o fallas técnicas previas a la autorización de la misión encomendada".

Ocultación

Los legisladores se tomaron casi 16 meses para llegar a las conclusiones sobre la base de 50 testimonios de testigos calificados y 80 medidas probatorias. Para la comisión, los familiares de los tripulantes fueron despreciados y se les ocultó lo que había ocurrido, lo que llevó al encadenamiento en la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo, por "la desesperación, la falta de criterio, de profesionalismo y empatía de los responsables políticos del Ministerio de Defensa".

Lucía, hermana del fallecido teniente de fragata Adrián Zunda, valoró la aportación del Congreso. "Si bien lo que dijeron en esta presentación ya lo sabíamos, porque investigamos desde el primer día, necesitamos del trabajo de los expertos para sustentar nuestras opiniones. Sabemos quiénes son los responsables", dijo Lucía.

La tía del cabo primero Leandro Cisneros lamentó que hasta el momento la jueza Marta Yáñez, a cargo de la causa por el hundimiento del submarino, no esté a la altura de las circunstancias y los desafíos. "Le pedimos que si está asustada, se retire. Tiene que ponerse la camiseta. No queremos que esto sea otra AMIA", dijo en relación a la falta de respuestas de los tribunales al atentado terrorista contra la mutual judía de la ciudad de Buenos Aires, perpetrado el 18 de julio de 1994. Un cuarto de siglo más tarde nada se sabe de manera fehaciente sobre los autores, solo que murieron 85 personas.

Temas: Argentina