Ir a contenido

Crisis política

Un enfrentamiento entre la policía y opositores en Nicaragua deja dos heridos

Esto sucedió en la Catedral Metropolitana de Managua, luego de que una organización social organizó una misa por la liberación de algunos "presos políticos"

El Periódico

Protestas en Nicaracagua en contra del gobierno de Daniel Ortega.

Protestas en Nicaracagua en contra del gobierno de Daniel Ortega. / Reuters

Al menos dos heridos leves dejó un enfrentamiento entre manifestantes antigubernamentales y agentes antidisturbios de Nicaragua, tras una misa de acción de gracias en la Catedral Metropolitana de Managua por la liberación de los que la oposición considera "presos políticos".

El enfrentamiento comenzó en las afueras de la Catedral de Managua al terminar la Eucaristía, cuando un grupo de manifestantes opositores se acercó a uno de los portones y lanzó piedras a los agentes que resguardaban la salida por ese lugar, según constató Efe. La misa de acción de gracias fue organizada por la denominada Unión de Presos Políticos Nicaragüense (UPPN), integrada por opositores al presidente Ortega.

Los opositores alzaron banderas de Nicaragua, símbolo de las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, y un grupo de ellos comenzó a tirar piedras a los agentes, que respondieron con bombas lacrimógenas, balines, balas de gomas, artilugios de luz y sonido. Según un reporte preliminar de los manifestantes, al menos dos opositores resultaron con heridas leves.

Manifestaciones populares

Antes de ese enfrentamiento, cientos de opositores se congregaron frente a la Catedral de Managua donde gritaron consignas contra el presidente Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, y clamaron por justicia para las víctimas de las protestas. Entre otros, los manifestantes gritaron "Democracia sí, dictadura no", "Se van, se van, se van y nunca volverán", "El pueblo, unido, jamás será vencido", y "justicia".

En medio de un ambiente de júbilo, los feligreses que acudieron a la Catedral de Managua, se tomaban fotos con los "presos políticos" que fueron liberados bajo un polémica Ley de Amnistía, que según la oposición dejará impune la represión gubernamental, y posteriormente se dieron los incidentes.

La Policía se desplegó en los alrededores de la Catedral desde antes que iniciara la misa, a la que acudieron, entre otros, los principales líderes opositores, entre ellos los campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, el estudiante Edwin Carcache y el dirigente opositor Cristhian Fajardo.

Seguirán luchando

Mairena anunció que continuarán luchando "por la libertad de Nicaragua". A su juicio, el Gobierno no tiene "voluntad política" para superar la crisis, la que según el opositor Cristhian Fajardo, pasa por adelantar las elecciones generales y que Ortega, a quien responsabiliza de cientos de muertes, dimita.

Desde el 27 de febrero hasta el pasado 11 de junio, el Gobierno ha liberado o excarcelado a unas 442 personas que estaban presas por haber participado en protestas contra el presidente Ortega, de las cuales las últimas 106 lo hicieron bajo la Ley de Amnistía. Aunque el gobierno se felicitó por lo que consideró una muestra de "reconciliación", los "presos políticos" liberados sostienen que ellos no fueron beneficiados con la Ley de Amnistía, ya que protestar no es delito en Nicaragua.

Liberar a más “presos políticos”

Durante la misa también se exigió "la liberación inmediata" de más de 85 "presos políticos" que se mantienen en los calabozos de Nicaragua, y el cese de asedio, detenciones y "secuestros forzados" a lo largo y ancho del país.

Asimismo, el respeto de las garantías de los derechos humanos y constitucionales de los nicaragüenses. Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 594 y el Gobierno reconoce 199.