Ir a contenido

GIRA NEGOCIADORA DE LA CASA BLANCA

Kushner intenta recabar el apoyo de Jordania y Marruecos al plan de paz de Trump para Oriente Próximo

Los palestinos afirman que rechazarán cualquier propuesta del presidente de EEUU tras reconocer a Jerusalén como capital de Israel

Ana Alba

Reunión del rey Abdullah y Kushner en el palacio real de Jordania.

Reunión del rey Abdullah y Kushner en el palacio real de Jordania. / REUTERS

Jared Kushner, asesor y yerno del presidente de EEUU, Donald Trump, se reunió hoy en Amán con el rey de Jordania, Abdalá II, en el marco de una gira por Marruecos, Jordania e Israel para conseguir apoyo a la propuesta de paz que Trump quiere lanzar para poner fin al conflicto entre palestinos e israelís. El presidente estadounidense tiene intención de desvelar la parte económica de su plan, al que ha denominado “el acuerdo del siglo”, en la conferencia que ha convocado en Baréin a finales de junio y que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) piensa boicotear.

Los palestinos rechazarán cualquier propuesta de Washington después de que Trump reconociera Jerusalén como capital de Israel, a pesar de que su parte este está ocupada por los israelís, según la ley internacional, y trasladara la embajada de EEUU en Israel de Tel-Aviv a Jerusalén.

El rey de Jordania, cuya población ya es mayoritariamente de origen palestino, insistió hoy en el encuentro que mantuvo con Kushner y con el enviado especial de Trump a Oriente Próximo, Jason Greenblatt, "en la necesidad de intensificar esfuerzos" para lograr "una paz amplia y duradera sobre la base de la solución de dos estados", Israel y Palestina.

Las fronteras de 1967

Según indicó la casa real jordana en un comunicado, el monarca ha reiterado que es necesaria la creación de un estado palestino sobre las fronteras de 1967 con Jerusalén este como capital. Kushner y Greenblatt han tratado de convencer a Abdalá II de que asista al foro "Prosperidad para la Paz" convocado en Baréin para buscar inversores que quieran participar en el plan diseñado por el Gobierno de Trump para solucionar el conflicto y que básicamente afecta a la economía palestina.

El lunes pasado, el ministro de Exteriores jordano, Ayman Safadi, expresó sus reservas sobre el foro. "Cualquier plan para manejar las consecuencias del conflicto palestino-israelí no debería suponer la sustitución de un plan político que busque implementar la solución de los dos estados", afirmó Safadi.

Lucha contra las presiones

El rey Abdalá II ha reconocido públicamente que recibe presiones para aceptar el plan estadounidense, aunque se ha mostrado firme y ha dejado claro que no acatará ningún plan que no garantice que Jerusalén oriental sea capital de un Estado palestino.

Amán, donde se han producido pequeñas protestas por la visita de Kushner, es la segunda parada de la gira del yerno de Trump, que este jueves llegará a Israel junto a su segundo, Avi Berkowitz, Greenblatt y el enviado especial de Trump para Irán, Brian Hook.

La delegación estadounidense empezó su viaje ayer en Marruecos, donde se reunió con el rey Mohamed VI durante el “iftar”, la cena que rompe el ayuno  en ramadán. En un comunicado, la agencia oficial marroquí MAP informó de que en el banquete participaron el príncipe heredero Mulay Hasan, el consejero del rey, Fuad Ali Himma, y el ministro de Exteriores, Naser Burita. Mohamed VI habló con Kushner “sobre (...) la evolución de la situación en el norte de África y Oriente Próximo", según la nota.