Ir a contenido

MAGREB

La ONU advierte de la "grave situación humanitaria" en Libia

En tres semanas de conflicto hay al menos 278 muertos, 1.332 heridos y 40.000 desplazados

El Periódico

Inmigrantes africanos que huyeron de las zonas de batalla en Libia, refugiados en un centro de Zawiya, al oeste de Trípoli.

Inmigrantes africanos que huyeron de las zonas de batalla en Libia, refugiados en un centro de Zawiya, al oeste de Trípoli. / AFP

Tras más de tres semanas de intensos combates en Trípoli, la situación humanitaria es "grave" y es muy probable que se "deteriore" más en las próximas semanas, según advierte María do Valle Ribeiro, asistente del enviado de Naciones Unidas a Libia.

Los combates se están manteniendo en el sur de Trípoli entre las fuerzas leales al Gobierno de Unidad Nacional, reconocido por la comunidad internacional, y las del mariscal Khalifa Haftar, el hombre fuerte en el este del país y que lanzó una ofensiva para conquistar la capital el pasado 4 de abril.

"Mientras continúe esta situación [militar], debemos esperar un deterioro de la situación humanitaria", ha expuesto Do Valle Ribeiro en una entrevista con AFP. "Cuando vemos el uso de efectivos aéreos para el bombardeo indiscriminado de áreas densamente pobladas como vimos la semana pasada, es difícil ser optimista", ha dicho el jefe adjunto de la misión de apoyo de la ONU en Libia, responsable de la ayuda humanitaria.

Dificultades de acceso

Según Do Valle, la situación humanitaria ya es "grave" cuando se enfila la cuarta semana del conflicto. Desde el 4 de abril, al menos 278 personas han muerto y 1.332 han resultado heridas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, al menos 40.100 civiles han huido de sus hogares como consecuencia de los combates, y otros lo intentan, pero permanecen atrapados en zonas de combate, especialmente en las afueras del sur de Trípoli, un área de difícil acceso para los servicios sanitarios y las oenegés.

"Unos 3.500 migrantes y refugiados están en peligro en centros de detención cerca de los choques armados", ha añadido la dirigente de la ONU. Unas 800 personas ya han sido evacuadas de los centros de Ain Zara, Abou Slim y Gasr ben Ghachir.

Necesidades urgentes

Las consecuencias de los combates se extienden mucho más allá de las zonas de conflicto y dan lugar a situaciones preocupantes en cuanto a la provisión de servicios básicos" de la capital, comn mención especial para los "suministros de agua y electricidad" y los servicios médicos, así como respecto a "la disponibilidad de productos de consumo básico y sus precios", relatan desde Naciones Unidas.

Abordar esta emergencia humanitaria requiere el desembolso de 9,1 millones de euros, que "no cubren todas las necesidades", pero sí permitirían una "respuesta esencial para las necesidades de estas primeras semanas de conficto" destaca Do Valle.