Ir a contenido

tensión en el Ulster

La policía atribuye al Nuevo IRA la muerte de una periodista en Irlanda del Norte

La joven reportera de 29 años, Lyra Mckee, especialista en el conflicto del Ulster, murió por heridas de bala mientras cubría unos disturbios en Derry

El suceso se produce 21 años después de los acuerdos del Viernes Santo y ante el temor de los norirlandeses por un rebrote de la violencia por el 'brexit'

Begoña Arce

Enfrentamientos entre manifestantes y policía en Londonderry (Irlanda del Norte), la noche del sábado

Enfrentamientos entre manifestantes y policía en Londonderry (Irlanda del Norte), la noche del sábado / PA

Irlanda del Norte vive este fin de semana horas de tensión, tras el asesinato de una joven periodista en la ciudad de Derry.  Lyra Mckee, de 29 años, murió el jueves de un disparo, en una noche de violentos disturbios, protagonizados por republicanos disidentes.  La policía calificó el suceso, en el barrio católico de Creegan de “incidente terrorista” y atribuyó el crimen al Nuevo IRA.  De acuerdo con el mando policial, Mark Hamilton, “un pistolero  realizó varios disparos contra la policía”. Una de las balas alcanzó a la periodista que cubría los enfrentamientos. La herida fue trasladada  al hospital, pero  falleció. Hamilton indicó que “elementos del Nuevo IRA están muy posiblemente detrás de lo ocurrido”.

Según la agencia literaria Janklow & Nesbit, McKee, nacida en Belfast, era especialista en el conflicto norirlandés. Su muerte ha sacudido  a los británicos, cuando se cumplen precisamente  veintiún años de los acuerdos de paz de Viernes Santo. El trágico incidente es también un recuerdo del frágil equilibrio en la provincia, amenazado por el ‘brexit’ y la posible imposición de una frontera entre el Norte y el Sur de la isla.

La periodista Lyra Mckee /REUTERS

La policía había acudido al histórico feudo republicano para registrar varias viviendas. Los agentes tenían información de que  “republicanos disidentes violentos estaban planeando ataques en la ciudad. Estábamos buscando armas de fuego que pudieran ser utilizadas durante el fin de semana de Pascua”, señaló Hamilton. Tras los registros llegaron los incidentes en el que se lanzaron más de medio centenar de cocteles Molotov y se prendió fuego a dos vehículos.

Disparos indiscriminados

De acuerdo con la periodista Leona O’Neill que se hallaba en el lugar, un individuo  “llegó por una esquina y comenzó a disparar indiscriminadamente contra los vehículos de la policía”. En ese momento “en la calle había jóvenes, niños” . O’Neill vio como la  periodista que estaba al lado de uno de los coches policiales cayó al suelo y era evacuada inmediatamente por las fuerzas de seguridad, antes de que pudieran llegar las ambulancias. Según la Radio Televisión Irlandesa se produjeron al menos dos disparos.

 Cientos de personas  se congregaron el viernes en el lugar en el que cayó la víctima, para rendirle homenaje.  Entre los presentes se hallaban la líder del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, y la del Partido Democrático del Ulster, Arlene Foster, quien reconoció que pisaba aquel barrio por primera vez. Todos los dirigentes políticos condenaron el suceso e hicieron un llamamiento a la calma.

Los disturbios se produjeron en vísperas  del  fin de semana de Pascua, en el  que los republicanos celebran el aniversario del Alzamiento de Pascua en 1916 contra el Reino Unido. La ministra para Irlanda del Norte, Kaen Bradley, señalo que  “los responsables de la violencia de anoche no tienen nada que ofrecerle a nadie en Irlanda del Norte. Sus acciones intolerables son rechazadas por una mayoría abrumadora de personas que quieren construir un futuro pacífico”