13 ago 2020

Ir a contenido

sectarismo

'Bullying' a un niño judío en un colegio italiano: "Cuando seamos mayores, reabriremos Auschwitz"

El alumno le contó los episodios de odio a su madre y ésta acudió a la escuela

Los acosadores de 11 años, se retractaron y pidieron perdón a la víctima

El Periódico

Alumnos de camino al colegio.

Alumnos de camino al colegio. / Marcial Guillen

Dos estudiantes de 11 años hostigaban a un niño judío en una escuela de Ferrara (Italia). Uno de los acosadores llegó a decir: "Cuando seamos mayores reabriremos Auschwitz y nos quedaremos con los hornos, judío de mierda”.

Los hechos fueron denunciados gracias a que la víctima le contó los episodios de acoso a su madre y ésta acudió rápidamente a hablar con los profesores del colegio, según ha publicado el diario italiano 'la Repubblica'.

Al día siguiente, uno de los maestros preguntó quién había sido el responsable. El alumno confesó y pidió perdón a la víctima.

Pero el tema no se zanjó ahí, el director del centro intervino. “Los dos chicos lo han entendido y se han disculpado. Ahora deben entender que detrás de cada comportamiento hay una consecuencia”, afirmó y añadió que decidirán las medidas a tomar en el próximo consejo extraordinario.

El director también se reunió con la madre de la víctima y ha asegurado que “está tranquila y satisfecha con el comportamiento de la escuela”. 

Reacciones

El caso parecía zanjado. Sin embargo, el pasado lunes la madre de una niña de la escuela denunció el episodio relatado en Facebook y el suceso de esta pequeña escuela del norte de Italia traspasó a la comunidad política.

La presidenta de la comunidad judía en Ferrara, Andrea Pesaro, ha expresado su preocupación por las declaraciones de odio que emitió un niñó con referencias tan específicas como la alusión a los hornos de Auschwitz y ha remarcado la importancia de encontrar las raíces de este antisemitismo.

“Un incidente inaceptable de intimidación y racismo. Aún más despreciable porque sucedió en una escuela”, ha denunciado el ministro del Interior, Matteo Salvini. “Pronto estaré en la ciudad y me gustaría conocer al niño, a su familia y maestros”, añadió el político.

Por su parte, el ministro de Educación, Massimo Bussetti aseguró que "la escuela es y debe ser un lugar de solidaridad, de inclusión, de aceptación, de compartir y de paz”. Por esta razón, el ministro afirmó que ha solicitado investigar el caso y brindar el apoyo necesario a las escuelas y familias para que no se repita en el futuro.