02 dic 2020

Ir a contenido

Relaciones diplomáticas

El príncipe de Inglaterra coloca la primera piedra de un parque solar en Cuba

Durante su visita oficial a la isla, el heredero de la corona británica fue el encargado de poner en marcha el proyecto fotovoltaico que tiene recursos ingleses

El Periódico

El principe Carlos de Gales en parque solar de La Habana, Cuba. 

El principe Carlos de Gales en parque solar de La Habana, Cuba.  / EFE

El príncipe Carlos de Inglaterra colocó la primera piedra para la instalación de un parque solar, el primer proyecto a gran escala de su tipo que será desarrollado por una entidad británica en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), el mayor centro empresarial de Cuba.

El proyecto es ejecutado con una inversión de unos 45 millones de libras (equivalentes a 59,42 millones de dólares) por la empresa Mariel Solar S.A, surgida de una licitación de la compañía estatal Unión Eléctrica de Cuba, que fue otorgada a la empresa británica Hive Energy.

La ceremonia que marcó el inicio de la construcción del parque en la ZEDM -a unos 40 kilómetros al oeste de La Habana-, transcurrió en la tercera jornada de la visita oficial del Príncipe de Gales y su esposa Camilla, incluida dentro de una gira por el Caribe.

El director de Mariel Solar S.A., Andrew McDonald, explicó que el enclave, dotado de una tecnología de rastreo capaz de seguir los rayos solares, aportará 50 megawatts al sistema electroenergético de la isla y deberá comenzar la generación en septiembre próximo, aunque su culminación está prevista para dos meses más tarde.

Uso de energías limpias

Cuba recibe un promedio de radiación solar de más de 1.800 kilovatios por metro cuadrado al año, por lo que especialistas de esa materia consideran que esas emisiones pueden convertir al país caribeño en una potencia energética a partir del uso de las fuentes renovables.

La isla solo produce el 40 % del petróleo que precisa, por lo que busca cambiar la matriz energética de cara al 2030 y tiene un plan basado fundamentalmente en la construcción de centrales bioeléctricas y parques solares y eólicos, con el que espera cubrir con energías renovables el 24 % de toda la generación del país (alrededor de 2.300 megavatios).

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera del país caribeño, Rodrigo Malmierca, presente en el acto, dijo que no es la primera inversión del Reino Unido en Cuba y que se espera "no sea la última", según citan medios estatales. Además, recalcó que la isla impulsa actualmente una política que "estimula" la atracción de capital extranjero que provea a la isla de tecnologías y mercado.

Relaciones bilaterales

Malmierca consideró que "se abre un nuevo momento en las relaciones bilaterales, sobre todo en el ámbito económico", a partir del paso en tránsito del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, por el Reino Unido a finales de 2018 y ahora con la visita de la pareja real británica.

Desde que aterrizaron en La Habana el pasado domingo, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles han desarrollado una agenda intensa y diversa que tuvo el lunes su segmento de mayor nivel con el recibimiento oficial por el presidente Díaz-Canel.

El heredero de la corona británica y su esposa también han recorrido el casco histórico de la capital cubana que en unos meses cumplirá 500 años, se han reunido con emprendedores privados, con coleccionistas de antiguos autos y motos de fabricación británica, y visitaron una finca de agricultura orgánica.

Esta noche está previsto que la pareja real asista a una gala artística en el Gran Teatro de La Habana "Alicia Alonso" y antes de su partida, visitarán el Centro de Inmunología Molecular, poco antes de viajar a las Islas Caimán, donde cerrarán su periplo caribeño.