Ir a contenido

el futuro de europa

May y Juncker, a vueltas con la salvaguarda para Irlanda

La reunión entre la primera ministra británica y el presidente de la Comisión Europea vuelve a terminar sin acuerdo

Piden a sus respectivos equipos que sigan explorando opciones para desbloquear el 'brexit' "con espíritu constructivo"

Silvia Martinez

El presidente de la Comision Europea, Jean-Claude Juncker, junto a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, este miércoles en Bruselas.

El presidente de la Comision Europea, Jean-Claude Juncker, junto a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, este miércoles en Bruselas. / EFE / OLIVIER HOSLET

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya había avanzado que no esperaba avances durante su nuevo encuentro este miércoles con la primera ministra británica, Theresa May, y definitivamente no los ha habido. Pero ambos dirigentes se han comprometido a hablar de nuevo antes de que termine este mes de febrero y han urgido a sus respectivos equipos a “seguir explorando las opciones con espíritu constructivo” en los próximos días para evitar un 'brexit' sin acuerdo el próximo 29 de marzo.

Según han explicado en un comunicado conjunto, el encuentro –el segundo en lo que llevamos de mes- ha sido “constructivo” y se ha centrado exclusivamente en el mecanismo de salvaguarda para evitar el regreso de una frontera física a la isla de Irlanda, el gran escollo que hizo patinar el acuerdo en Westminster a mediados de enero porque obligará a Reino Unido a permanecer en la unión aduanera y evitará que pueda negociar sus propios acuerdos comerciales con terceros países. Algo inaceptable para los defensores de un ‘brexit’ duro.

Mucho en juego

La postura de la UE no ha cambiado: el acuerdo de divorcio cerrado en diciembre no se reabre. Pero en juego hay mucho y la discusión ha vuelto a centrarse en qué tipo de garantías puede dar la UE a May para subrayar todavía más el hecho de que la salvaguarda irlandesa es un seguro de “carácter temporal”. También el papel de posibles “soluciones alternativas” futuras para reemplazar la salvaguarda y los posibles cambios en la declaración política sobre la futura relación, que Bruselas está dispuesta a retocar siempre que ayude a superar el bloqueo.

A juicio de Theresa May, que ha vuelto a reiterar la necesidad de que los cambios sean jurídicamente vinculantes, el encuentro sí ha servido para hacer “progresos”. Pero dado el limitado tiempo que resta, menos de 37 días, ambos dirigentes volverán a evaluar la situación en los próximos días. Este jueves está previsto un nuevo encuentro entre el secretario de estado británico para el ‘brexit’, Steve Barclay, y el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, que a también recibirá al líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn.