Ir a contenido

Detención arbitraria

Australia admite errores por la detención del futbolista refugiado Hakeen al Araibi

Al Araibi fue detenido en Baréin en 2012 y asegura que sufrió torturas

El Periódico

Hakeen al Araibi.

Hakeen al Araibi. / AP

Las autoridades australianas han admitido errores que contribuyeron a la detención del futbolista y refugiado bairení Hakeen al Araibi, quien pasó más de dos meses en prisión en Tailandia por un pedido de extradición de su país.

"Está claro que ocurrió un error humano dentro del proceso de la ABF", siglas en inglés de la Fuerza Australiana de Fronteras, dijo ante un comité del Senado el jefe de este organismo oficial, Michael Outram, en declaraciones recogidas por la agencia AAP.

El futbolista fue detenido el pasado 27 de noviembre a su llegada a un aeropuerto de la capital tailandesa, como consecuencia de una alerta roja de la Interpol solicitada por Baréin y después de que las autoridades australianas informaron del viaje a Bangkok y Manama

La orden fue cancelada días después, ya que contravenía la normativa de Interpol por la cual el país de origen de un refugiado no puede emitir tales alertas, pero Tailandia retuvo al jugador alegando que Baréin ya había solicitado su extradición.

Outram explicó que un funcionario de la Fuerza Australiana de Fronteras falló en informar a la Policía Federal Australiana y al Ministerio del Interior que al Araibi gozaba como refugiado del estatus de protección por parte de Australia.

De haberlo hecho, la Interpol no habría emitido una alerta roja contra este refugiado a las autoridades de Tailandia.

La Policía Federal Australiana (AFP; siglas en inglés), que aloja a una oficina de la Interpol, también admitió un problema en el caso, pero atribuyó gran parte de la culpa al Ministerio del Interior, al que pertenece la Fuerza Australiana de Fronteras.

"Ni AFP ni Interpol Australiana puede acceder a esta información, nosotros nos basamos en las notificaciones del Ministerio del Interior", dijo el comisionado policial, Andrew Colvin, a este comité del Senado.

"El Ministerio del Interior nos proporcionó la información sobre el estatus de la visa del señor al Araibi el 28 de noviembre, un día después de su detención en Tailandia", comentó Colvin.

Al Araibi, a quien Australia le concedió refugio y es residente permanente en el país oceánico, regresó la semana pasada a Melbourne y el lunes comenzó a entrenar con su equipo semiprofesional, el Pascoe Vale.

Al Araibi fue detenido en Baréin en 2012 y asegura que sufrió torturas.