Ir a contenido

Caso Odebrecht

La extradición del expresidente Alejandro Toledo es analizada por Estados Unidos

La solicitud de extradición fue presentada por la embajada de Perú en Washington en mayo pasado ante el Departamento de Estado

El Periódico

Alejandro Toledo.

Alejandro Toledo.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está revisando la solicitud de extradición del expresidente peruano Alejandro Toledo, denunciado en su país por presuntamente recibir un millonario soborno de la empresa brasileña Odebrecht, informó la noche del jueves la Fiscalía de Perú.

La Unidad de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones (UCJIE) de la Fiscalía precisó que el Departamento de Justicia estadounidense revisa de manera minuciosa el expediente a petición del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional.

La solicitud de extradición del exmandatario (2001-2006) fue presentada por la embajada de Perú en Washington en mayo pasado ante el Departamento de Estado, que hizo una serie de consultas a la UCJIE, respondidas y enviadas en julio, explicó el Ministerio Público en una nota de prensa.

El Departamento de Justicia comunicó a la Fiscalía que analiza el voluminoso pedido de extradición y, a su vez, realiza consultas a los fiscales competentes del distrito donde reside Toledo, lo que conllevará un mayor tiempo.

El expresidente peruano vive en California (EE.UU.) desde que concluyó su periodo gubernamental en Perú y, desde hace dos años, es investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias en agravio del Estado peruano.

Según las investigaciones preliminares, Toledo pidió un soborno de 20 millones de dólares a los representantes de Odebrecht en Perú a cambio de otorgarles la concesión para la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica sur.

Adquirió inmuebles

El dinero fue transferido a cuentas de empresas de su amigo Josef Maiman, que a su vez creó una compañía con la suegra de Toledo en Costa Rica para reenviar diversos montos a Perú destinados a adquisiciones inmobiliarias.

El lento avance en el proceso de extradición de Toledo recibió críticas esta semana en Lima después de que el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, admitiese que aún no se cuenta con un equipo de abogados que represente a Perú en Estados Unidos para este asunto.

Zeballos declaró a Canal N que el procedimiento de extradición en EE.UU. "dura entre 2 a 3 años" y que "obviamente quisiéramos optimizar los procedimientos para traerlo cuanto antes".

El escándalo de sobornos de Odebrecht en Perú empezó a ser investigado con el caso de Toledo, tras las declaraciones de sus exejecutivos ante la justicia de EE.UU. de que entregaron aportes económicos a políticos y funcionarios entre 2005 y 2014 para adjudicarse la construcción de obras.