Ir a contenido

Sudamérica

El expresidente Alberto Fujimori regresa a prisión tras permanecer internado en una clínica en Lima

Fujimori, de 80 años, salió en un vehículo oficial escoltado por agentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE)

El Periódico

Fujimori estuvo más de 100 días internado en la clínica de Lima.

Fujimori estuvo más de 100 días internado en la clínica de Lima. / EFE

El expresidente peruano Alberto Fujimori salió el miércoles de la clínica privada Centenario en la que estuvo internado 112 días para ser trasladado al penal de Barbadillo, donde terminará de cumplir su sentencia de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

Fujimori, de 80 años, salió en un vehículo oficial escoltado por agentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), después de recibir el alta médica en este centro de salud privado.

Decenas de seguidores del exmandatario (1990-2000) protestaban en los exteriores de la clínica por su ingreso nuevamente en la cárcel, tras la revocación del indulto otorgado a Fujimori en 2017.

"No podemos ocultar la tristeza y la desazón que pueda sentir Alberto Fujimori en este momento (...) por el hecho que retoma este calvario producto de un sinnúmero de presiones políticas y mediáticas", comentó el médico personal del exmandatario, Alejandro Aguinaga, a los periodistas en los exteriores del centro médico.

Fujimori se encontraba en el centro hospitalario desde el 3 de octubre del año pasado, a donde ingresó por una descompensación luego horas después que el Poder Judicial anuló el indulto humanitario que le concedió el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynsk el 24 de diciembre del 2017.

Carta de lamento

El expresidente Alberto Fujimori dijo que el final de su vida "está cerca", tras resignarse a volver a prisión para completar su sentencia de 25 años.

"Siento que el final está cerca", señaló a la AFP Fujimori en un manuscrito desde la soledad de la Clínica Centenario Peruano Japonesa, donde está hospitalizado desde hace casi cuatro meses tras una crisis cardíaca.

"Si en la tranquilidad de estar hospitalizado atravieso por una peligrosa montaña rusa cardiaca, en prisión la situación será mucho más grave e inestable", escribió en respuesta a un cuestionario de la AFP.

"Es por eso que volver a prisión es una condena de muerte lenta y segura", dijo Fujimori. 

El alta de la clínica es inminente luego de que una junta médica lo evaluó hace una semana, determinando que se encuentra estable y puede recibir tratamiento ambulatorio para sus dolencias.
 

Temas: Justicia