Ir a contenido

ULTRADERECHA EN LATINOAMÉRICA

Bolsonaro decide echar al 'comunismo' de la Administración brasileña

Brasilia venderá la mayoría de los 700.000 edificios estatales para reducir el gasto público

El Periódico

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, junto a Paulo Guedes, ministro de Economía.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, junto a Paulo Guedes, ministro de Economía. / Ueslei Marcelino (Reuters)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha autorizado este jueves la destitución de funcionarios que defiendan ideales "comunistas" y la venta de una parte importante de los 700.000 immuebles propiedad del Estado, para contribuir a contener el elevado gasto público. 

Las decisiones han sido adoptadas durante la primera reunión del Consejo de Gobierno, que está formado por Bolsonaro, el vicepresidente y general en la reserva, Hamilton Mourao, y por los 22 ministros del Gabinete. 

Destitución masiva

El ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, ha afirmado ante los medios que la decisión de revisar la estructura de la administración pública y destituir a los funcionarios no alineados con las ideas de Bolsonaro es parte del "compromiso" que el presidente adoptó durante su campaña electoral.

"No tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora con personas que defiendan otras ideas u otra forma de organización de la sociedad", ha asegurado Lorenzoni, quien este jueves ha anunciado la destitución de unos 300 funcionarios con contratos temporales. Según el ministro de la Presidencia, en las elecciones del pasado octubre, ganadas por el líder de la ultraderecha, "la sociedad dijo basta a las ideas socialistas y comunistas que en los últimos 30 años nos han llevado al caos actual" y el Gobierno debe responder ahora al mandato de las urnas.

Lorenzoni ha apuntado que los "criterios" para decidir la situación de los funcionarios también serán "técnicos" y que se tomarán en cuenta a la hora de definir si esos cargos volverán a ser cubiertos o si serán definitivamente suprimidos. En la reunión también se ha decidido que cada ministerio hará un inventario de inmuebles de su propiedad, a fin de proceder a la venta de aquellos que no sean necesarios.

Venta de propiedades públicas

"Las primeras informaciones dicen que el Estado tiene cerca de 700.000 inmuebles" en todo el país, "lo que causa gastos inmensos de mantenimiento", ha indicado Lorenzoni. Ha agregado que el nuevo Gobierno ha identificado algunos ministerios que pese a contar con espacios propios,  "alquilan otros espacios, lo cual no tiene ningún sentido". 

En la reunión también se discutieron otras prioridades del Ejecutivo, y se ha acordado una reforma del régimen de jubilaciones. Paulo Guedes, ministro de Economía, presentará en los próximos días un proyecto de ley que modifica el sistema actual de jubilaciones.
También en los próximos días, el Gobierno terminará de elaborar una primera fase de un plan de concesiones al sector privado en el área de infraestructuras, que afectará a los aeropuertos, puertos y ferrocarriles, según ha anunciado el propio Bolsonaro este jueves en sus redes sociales.

Detención

Este jueves las autoridades de Brasilia han informado que han arrestado a tres sospechosos de haber colocado una bomba de baja potencia en una iglesia cercana a la capital y difundir amenazas contra el presidente a través de internet. El artefacto no llegó a explosionar y se atribuye al grupo Sociedad Secreta Silvestre. Si se confirman las sospechas, se les podría acusar de un delito de terrorismo.