Ir a contenido

Carrera armamentista

Rusia amenaza con desarrollar nuevos misiles si los EEUU salen del tratado nuclear

Ante la postura de Donald Trump de dejar el tratado que tienen ambas naciones, Putin ya tiene en mente el tipo de armamento que quiere crear

Marc Marginedas

El presidente ruso  Vladimir Putin  durante una reunion con la plana mayor del ministerio de Defensa en el Centro Nacional de Control de la Defensa en Moscu . EFE  Michael Klimentyev   Sputnik   Kremlin Pool 

El presidente ruso  Vladimir Putin  durante una reunion con la plana mayor del ministerio de Defensa en el Centro Nacional de Control de la Defensa en Moscu . EFE  Michael Klimentyev   Sputnik   Kremlin Pool  / EPA/SPUTNIK / KREMLIN POO

Rusia apuesta por el rearme si finalmente EEUU materializa su amenaza de abandonar el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF,por sus siglas en inglés). Así lo ha dado a entender el presidente Vladímir Putin durante una reunión en Moscú con los principales responsables del Ministerio de Defensa ruso. 

"El Tratado INF es un factor de estabilidad.... en caso de que sea violado por EEUU, comoya he dicho antes, tendremos que tomar medidas adicionales", incluyendo apuntar a aquellos países de Europa que hubiesen aceptado el despliegue de misiles de alcance intermedio en su territorio. Putin cree que podrá sacar rédito político de la polémica que pudiera suscitarse en el continente europeo en torno a esta cuestión, ahondando y espoleando las diferencias entre los aliados europeos y EEUU.

Mantener la paridad estratégica

El líder del Kremlin sostiene que no será un problema para su país mantener la paridad estratégica con EEUU, pese a que, según las cifras que maneja Moscú, Washington destina a defensa casi 20 veces más que Rusia. "Nadie tiene armas hipersónicas y nosotros las tenemos; más aún, estos no son planes; el misil Kinzhal ('Daga' en ruso) ya ha entrado en servicio", ha asegurado Putin. Se trata, según Moscú, de un proyectil que puede alcanzar blancos a 2.000 kilómetros de distancia destinada a atacar sistemas de misiles posicionados en las proximidades de las fronteras rusas. 

No obstante, Putin ha dejado abierta la puerta a la posibilidad de cooperar para incluir a China en el INF, una de las principales razones esgrimidas por EEUU para denunciar el tratado. Washington considera que el pacto ha quedado obsoleto después de que Pekín se convirtiera en potencia nuclear con capacidad para desarrollar misiles de alcance intermedio. "Nada impide comenzar las conversaciones para su inclusión", ha dicho Putin.