Ir a contenido

NUEVO ABANDONO EN LA CASA BLANCA

Trump anuncia que su jefe de gabinete dejará el cargo a finales de año

John Kelly ha mantenido numerosos roces y tensiones con el presidente de EEUU

El general asumió el cargo el año pasado con la misión de frenar el caos en la cúpula del Ejecutivo

Ricardo Mir de Francia

Donald Trump y John Kelly, en el Despacho Oval.

Donald Trump y John Kelly, en el Despacho Oval.

Donald Trump sigue haciendo limpieza de cara a los dos últimos años de su mandato, un período en el que se juega la reelección. El líder estadounidense ha anunciado la salida de su jefe de gabinete ,el general John Kelly, el marine que llegó a la cúpula del poder ejecutivo hace un año y medio con la misión de imponer disciplina en el caótico guirigay de la Casa Blanca. Kelly se marchará antes de que acabe el año tras ver como su relación el presidente se deterioraba progresivamente y en los próximos días se anunciará a su sustituto. La salida de Kelly se suma a las dimisiones recientes del fiscal general o la embajadora ante Naciones Unidas y sirve para engrosar unas estadísticas que sitúan al neoyorkino como el presidente que más cambios ha hecho en su organigrama de las últimas décadas.

Kelly ascendió en la jerarquía de la Casa Blanca tras servir previamente como secretario de Seguridad Interior, un cargo en el que demostró una enorme dureza hacia la inmigración, muy del gusto del presidente. No tardó en reemplazar al endeble Reince Priebus como jefe de gabinete. Las luchas intestinas en el seno de la mansión presidencial eran entonces la norma y Kelly optó por purgar a los alborotadores. Forzó la salida de Steve Bannon, el ideólogo del trumpismo, y actuó sin contemplaciones contra el histriónico jefe de comunicación, Anthony Scaramucci. Su estilo deferente y expeditivo se ganó el favor del presidente, pero las grietas acabaron por aparecer.

Carecer de olfato

Como otros en la Administración, Kelly acabó ejerciendo de contrapeso a los impulsos de Trump, quien ha acabado convencido de que el marine le ocultaba cosas. No solo eso, también le acusaba de carecer de olfato político, algo que necesitara para surcar hacia la reelección, ya sin el control pleno del Congreso.

También Kelly ha ido aireando en privado su desilusión con el presidente. “Es un idiota. No tiene sentido convencerle de nada. Está desatado”, habría dicho en algún momento, según el periodista Bob Woodward. Trump nunca se creyó que esas palabras salieran de su boca y el sábado lo despidió diciendo que es “un gran tipo”. Quien también hará las maletas es el general Joe Dunford, hasta ahora presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor. Será sustituido por el jefe de gabinete del Ejército, el también general Mark Mil

Temas: Donald Trump