Ir a contenido

Aumentan la seguridad

Argentina alista el escenario para la cumbre del G20 en medio de tensión mundial

Esta será la primera vez que se reúnan los mandatarios de los países más poderosos del mundo, en suelo Sudamericano

El Periódico

Una mujer bebe mate, bebida tradicional argentina junto a un graffiti crítico con el G20 en Buenos Aires.

Una mujer bebe mate, bebida tradicional argentina junto a un graffiti crítico con el G20 en Buenos Aires. / Marcos Brindicci (Reuters)

Con un ambiente de alta tensión mundial, Argentina entra en la cuenta atrás para afrontar uno los mayores desafíos de organización y diplomacia de su historia: ser anfitrión de la cumbre de líderes del G20, que reunirá en Buenos Aires a los gobernantes más poderosos del mundo.

Con un operativo sin precedentes, que implicará el despliegue de 22.000 efectivos de fuerzas de seguridad y medidas para prevenir actos terroristas y protestas violentas en las calles, el Gobierno del conservador Mauricio Macri se juega una baza importante para coronar un año en el que ha tenido mejor suerte en su política internacional que en el complejo escenario económico doméstico.

Tras casi medio centenar de reuniones ministeriales y de grupos de afinidad del G20 (naciones desarrolladas y emergentes) celebradas este año ya con la Presidencia argentina en el foro, todo está listo para la cumbre de líderes, que es la primera que se celebra en Sudamérica y en la que participarán 15.000 personas, entre ellas 3.000 periodistas.

La apretada agenda de la cumbre

La agenda de los días previos incluye dos reuniones desde este lunes de delegados del área de Finanzas y de los "sherpas" del G20 y una cena el próximo jueves de los ministros de Finanzas.

La cumbre se celebrará en el centro de convenciones Costa Salguero, junto al Río de la Plata, donde el próximo viernes 30 de noviembre, tras la foto de familia, Macri dará por inaugurada la sesión plenaria, mientras que por la noche, los líderes asistirán a un evento cultural en el Teatro Colón.

El programa continuará el sábado 1 de diciembre con sesiones de trabajo desde la mañana, en tanto que para primera hora de la tarde, una vez finalizadas las deliberaciones, se prevé una rueda de prensa sobre las conclusiones de la cita ofrecida por Macri, quien traspasará la Presidencia del G20 a Japón.

Los participantes

Para la cumbre ya han confirmado su asistencia gran parte de los jefes de Estado del grupo, integrado por Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

También participan España, como invitado permanente; Chile y los Países Bajos, invitados este año por Argentina; Ruanda, en representación de la Unión Africana, Senegal, por la Nueva Alianza para el Desarrollo de África, Singapur, por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, y Jamaica, por la Comunidad del Caribe.

Son "socias" del foro varias organizaciones internacionales, como Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial de Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Los temas importantes

Diez años después de la primera cumbre de líderes del G20, celebrada en Washington en el contexto de la crisis financiera global de 2008, Argentina ha marcado como prioridades de la agenda de este año abordar el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible, temas que se espera estén presentes en el documento final de la cita.

Pero se espera que los asuntos que dominen los debates sean otros asuntos de relevancia global y espinosos para muchos actores, como los compromisos sobre cambio climático y el sistema mundial de comercio, sacudido en los últimos meses por crecientes medidas proteccionistas.

Son temas que, además de estar presentes en el debate en el seno de la cumbre, se espera que dominen muchas de las reuniones bilaterales que en paralelo se celebrarán en Buenos Aires, como la que el presidente estadounidense, Donald Trump, mantendrá con su homólogo chino, Xi Jinping.

Las relaciones diplomáticas

También está previsto que Trump se reúna con el presidente ruso, Vladímir Putin, y con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, envuelto en el escándalo por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Turquía.

Macri, por su parte, ya tiene confirmadas bilaterales con el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, la primera ministra británica, Theresa May, Trump, Putin y Xi.

Argentina se esforzará en no repetir escenas como las vistas en Hamburgo, en la cumbre de 2017, cuando las protestas contra el G20 degeneraron en graves enfrentamientos con la policía y destrozos en las calles. El Gobierno argentino ha advertido de que no tolerará expresiones violentas, mientras mantiene un diálogo con la única plataforma que hasta ahora ha convocado manifestaciones contra la cumbre.